<!--:es-->DESDE MI PUNTO DE VISTA,
por Hugo Fernando DURAN<!--:-->

DESDE MI PUNTO DE VISTA, por Hugo Fernando DURAN

Ya ni la burla perdona el Departamento de Policia del condado de Irving, ya que dos de sus agentes golpearon al joven Alexis Campoy frente a su familia, le partieron la nariz y media cara, pero los abusivos oficiales no han recibido castigo alguno y siguen tan contentos y campantes, trabajando como si hubieran golpeado un perro con la defensa de su patrulla.

Los oficiales que supuestamente fueron a “auxiliar” a la familia Campoy y terminaron golpeando al menor, gozan de total impunidad, con el apoyo total de sus jefes inmediatos y del propio alcalde, quienes han minimizado la golpiza, por lo que siguen dando infracciones a cuanto hispano encuentran en su camino, porque los latinos son el objetivo del CAP (Programa para atrapar a Criminales Extranjeros)

Si los policias abusivos en lugar de golpear a un menor hispano lo hubieran hecho con un negro las cosas serian diferentes y los policias acusados de brutalidad policíaca estarian suspendidos y sin salario mientras se lleva a cabo la investigacion, ya que existen suficientes evidencias y testimonios que demuestran el abuso de autoridad ejercido contra una familia que sólo había pedido ayuda a la Policía de Irving y terminaron siendo víctimas de la misma.

Por el momento, los padres del joven Alexis, Ricardo y Reyna Campoy, decidieron abandonar el condado de Irving y se mudaron con todo y la mascota a otra zona, para evitar ser víctimas de la policía de Irving, que trate de amenazarlos con una deportación o meterlos en prisión por algún delito de tráfico o infracción menor como acostumbran.

El Consulado de México en Dallas no ha hecho comentario alguno y el Departamento de Protección menos, los llamados líderes comunitarios tampoco, incluso los miembros del llamado Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IMES) tampoco han dado la cara y es posible que si están enterados no estén interesados en luchar por el respeto de los derechos humanos de sus compatriotas.

Jorge Rivera, presidente del Concilio de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) en Irving, asegura que esperaban un castigo ejemplar o por lo menos la suspensión de labores de los agentes golpeadores, incluso junto con Richard Zambrano enviaron una carta al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el cual no ha respondido hasta la fecha a casi un mes de la agresión.

Pasando a otro tema, resulta que los organizadores de la Feria Estatal de Texas, se aventaron la puntada de ofrecer un reconocimiento a los pioneros de los medios de informacion de Texas y como buenos para nada, premiaron a Luis de la Garza, quien jamas estudió periodismo, ademas no tiene ni 20 años de radicar en el Metroplex y a los otros premiados muy pocos los conocen y todo se debe a que faltó promoción al evento y resaltar los logros de los premiados.

Lo peor es que los organizadores de la premiación olvidaron mencionar al Sr. Jesús Gutié-rrez, fundador del periódico El Sol de Texas, el cual empezó a circular hace 45 años y fue de los primeros cinco medios hispanos en todo Estados Unidos, junto con La Opinión de Los Angeles y La Raza de Chicago, desafortunadamente la pésima dirección de Rogelio Santillán lo llevó a su desaparición hace tres años.

Robert Medrano, quien fuera miembro del Distrito Escolar Independiente de Dallas (DISD) de 1980 a 1994, lamentó este hecho e incluso manifestó que durante años, su padre y Jesús Gutiérrez fueron grandes amigos, porque el fundador de El Sol de Texas fue todo un líder, que defendió desde su trinchera a toda la comunidad. Jesse y Sarita Gutiérrez trabajaban de día y por las noches armaban y pegaban con engrudo el periódico, ellos sí son merecedores a un gran reconocimiento.

Finalmente, déjenme decirles que va en serio la investigacion que lleva a cabo el juez Jim Foster, en contra de los alguaciles Jaime Cortes y D. Evans de los precintos 1 y 5 a quienes cerca de 12 mil conductores hacen responsables de la pérdida de sus unidades, las que fueron decomisadas entre el 2005 y el 2007 sin que se les diera un documento que ampare la unidad, porque la mayoría de estos decomisos fueron a personas indocumentadas, hispanas casi el 90 por ciento y por lo mismo los casos se fueron acumulando, pero los alguaciles pensaron que gozaban de impunidad para hacer las cosas a su manera y ahora están bajo la lupa de Foster, quien es la máxima autoridad judicial de condado y por hoy así quedamos y sólo nos resta decir ‘hasta la próxima’.

Share