DESDE MI PUNTO DE VISTA – 01 10 19 –

Punto

– Mexicanos en el exterior: mexicanos de segunda
– Sólo dinero representan los migrantes
– Sólo AMLO reconoce al gobierno usurpador de Maduro

Presidentes van y vienen, pero los mexicanos en el exterior, los que viven y trabajan fuera del país para enviar dinero a sus familias, siguen siendo ciudadanos o mexicanos de segunda, que para el gobierno de México sólo representan ingresos económicos.
Ahora es el turno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien nombró al ex regente capitalino Marcelo Ebrard como Secretario de Relaciones Exteriores, el cual se reunió con los embajadores y cónsules de México en todo el mundo para delinear la nuevo política exterior de México, la cual se concentra en la no intervención de los pueblos y el respeto al derecho ajeno.
Lo cual significa que México, en primer lugar, reconoce al gobierno de Venezuela y a su gobernante Nicolás Maduro, actualmente nombrado “usurpador” del poder en su propio país, por la Asamblea Nacional y por el Grupo de Lima que está integrado por Perú, Brasil, Colombia, Canadá, Costa Rica y varias naciones más.
También desconocen a Nicolás Maduro la Organización de Estados Americanos, el Parlamento Europeo, pero sólo México ha decidido mantenerse al margen e ignorar lo que ocurre en esa nación, la cual está bajo una dictadura militar.
Andrés Manuel López Obrador en franco desafio a toda América Latina y Europa, ha decidio mantener una relación estrecha con Venezuela ya que según se sabe el presidente o “usurpador” Maduro apoyó económicamente la campaña política de López Obrador y ahora pasa la factura.
A López Obrador le vale que su decisión afecte su relación con Estados Unidos y eso abone a un mejor trato a los mexicanos radicados en esta nación, sino por el contrario es un desafío más a Trump, pero no sólo a Trump sino a todos los mexicanos que viven en el exterior.
Durante la reunión que sostuvo Marcelo Ebrard, en su calidad de Secretario de Relaciones Exteriores, con los embajadores y cónsules dejó claro que los mexicanos en el exterior jamás van a perder la ciudadanía, que jamás el pueblo y el gobierno se han olvidado de ellos y, no los olvidaremos; pero eso no significa absolutamente nada, los mexicanos en el exterior ya no se chupan el dedo, está mal del cerebro porque los migrantes esperaban más de AMLO y su gobierno.
Eso fue todo, aunque usted no lo crea, la política de México en defensa de los mexicanos será la misma, es decir, nula o nada y lo peor es que se prevee un recorte económico del 83% del servicio que brindan los consulados de México en el mundo; esos sí son apoyos a los paisanos.
Parece que los mexicanos en el exterior sólo representan dinero o un escape económico para los diferentes gobiernos mexicanos y jamás se ha visto una defensa de los mexicanos en el exterior porque a los gobernantes les han faltado pantalones para pedir que dejen de tratar a los mexicanos indocumentados como criminales, rateros, violadores, porque eso no se vale; pero a los nuevos gobernantes de México, les vale. Incluso, el gobierno de Enrique Peña NIeto y ahora el de Andrés Manuel López Obrador han dejado crecer el problema de la inmigración, ya no sólo de los mexicanos que quieren cruzar a Estados Unidos, sino que han permitido que la frontera norte se llene de centroamericanos que tratan de conseguir asilo en los Estados Unidos y que están en espera de una cita del lado mexicano.
La gente en Tijuana ya está cansada de los centroamericanos que no tienen empleo, que andan en la vagancia o la dellincuencia y las autoridades no se dan abasto, porque no tienen presupuesto para una población que se ha disparado en su crecimiento, sobre todo por gente que no es oriunda del lugar o la frontera.
Lo peor es que según Marcelo Ebrard se mantendrán las freonteras de México abiertas al paso de los indocumentados centroamericanos, como parte del respeto a los Derechos Humanos y porque no hay presupuesto suficiente para proteger la frontera sur de la creciente inmigración.
Por lo cual ya se prepara otra caravana humana que partirá de Honduras en las próximas semanas y cuyo destino es Estados Unidos, muchos de los que están integrando esta nueva caravana aseguran que si no logran llegar a Estados Unidos pedirán asilo en México, en la parte sur del país.
Lo cual ha provocado la reacción negativa de muchos mexicanos que opinan que no hay trabajo suficiente para los Mexicanos, mucho menos para los centroamericanos, ahora piden “que ya no se les deje pasar”.
Las autoridades mexicanas miran estas caravanas humanas como un botín económico que al final piensan pasar la factura al gobierno de los Estados Unidos, al que piensan pedir más recursos económicos para militarizar la frontera sur de México.
Lo cual está muy difícil que Trump autorice ahora que el gobierno está cerrado y que los dirigentes demócratas están aferrados a no darle el dinero que ha solicitado para la construcción de un muro en la frontera con México.
Es más, hay quienes aseguran que Trump no ganará la reelección y que será llevado a juicio político por el Partido Demócrata, ¿cómo lo ve?.
…Y hasta la próxima.

Share