Desde mi Punto de Vista – 01 31 19 –

Punto

El CARTEL NEGRO
Ex presidentes culpables del “huachicoleo”
– Felipe calderón permitió el robo descarado
– Enrique Peña Nieto nada hizo

Desde hace más de siete años la periodista Ana Lilia Pérez, documentó con datos verídicos y con pruebas documentales (hasta fotografías) de como los Carteles que mueven la droga en México están inmiscuidos en el robo a gran escala de combustible que produce Petróleos Mexicanos (Pemex).
En el libro “El Cartel Negro” que circula en México desde el 2011, la reportera da pruebas y muestra claramente como el Cartel del Golfo, El Cartel de Sinaloa y los Zetas se han apoderado de la paraestatal y se les ha permitido robar y mandar dentro de la empresa paraestatal de forma descarada.
En el documento de cientos de cuartillas, Ana Lilia da cuenta de como se fue estableciendo una red de ductos alternos a los de Pemex que surten directamente a grandes depósitos, bodegas y gasolineras conocidas como “huachicoleras”, propiedad de conocidos narcotraficantes y altos funcionarios de la empresa.
Y si, porque resulta que cientos y cientos de gasolineras sólo tienen la concesión o el nombre de Pemex en sus instalaciones; pero jamás le compra el producto directamente a la paraestatal, sino que surten únicamente en el “mercado negro”, el “huachicol” que en muchas ocasiones les llega a sus instalaciones porque cuentan con una “toma caliente”.
Incluso hoy el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sabe de la exsistencia de varias conexiones “calientes” que están pegadas al ducto de Pemex y asi los huachicoleres logran robar hasta el 80 por ciento de la producción petrolera diaria, se habla de una cifra que va de los 400 a los 500 millones de pesos.
De ahí su decisión de cerrar los ductos y entregar el combustible a las gasolineras a través de pipas.
AMLO está decidido a desmantelar la estructura criminal que opera dentro y fuera de Pemex, y que se sabe está formada por el propio personal de la paraestatal, desde su más alto funcionario, hasta el humilde checador de salida.
La gente que está pasando el desabasto de gasolina quiere que se investigue también a los dirigentes sindicales para saber cuantas gasolineras tiene el líder del sindicato, asi como sus secretarios y todo la cúpula petrolera.
López Obrador debe investigar cuántas mansiones, de las que hacen gala en las rede sociales, fueron adquiridas con los salarios que obtienen por lo que hacen laboralmente y no por lo que han robado, porque ahi todos hacen “robo hormiga”.
Incluso las “choferes de pipa” cargo que actualmente ostenta el líder sindical petrolero Carlos Romero Deschamps, señalado como propietario de más de 50 gasolineras junto con toda su familia y prestanombres que tiene.
En el Golfo de México, nuestra nación tiene la joya económica petrolera y Pemex tiene control marino junto con la Secretaría de Marina han permitido que el crimen organizado desmantele plataformas como ocurrió en el Sexenio de Felipe Calderón cuando se robaron un helipuerto y está documentado.
Muchos trabajadores y técnicos especializados han sido contratados por el “Cartel Negro” para hacer tomas en caliente y todos aquellos que se negaron a trabajar con los carteles están desaparecidos o viven bajo amenazas de muerte.
Es lógico que Petróleos Mexicanos tiene una red de poliductos a lo largo y ancho del país y de ahi se han pegado los ‘huachicoleros” narcos que a través de sus gasolineras se han dedicado al llamado “lavado de dinero” sin problema alguno con la Secretaría de Hacienda.
El robo a gran escala se empezó a gestar desde el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa cuando se pusieron al conocimiento de los gobernadores y presidentes municipales las vías y los ductos que había en todo el territorio nacional.
Ya con el Atlas petrolero mexicano, los narcos y muchos funcionarios de gobierno se aliaron y pusieron sus negocios y mientras Felipe Calderón peleaba contra los Carteles y el narcotráfico, los narcos se movían al negocio del oro negro porque ahi estaba más tranquilo.
Andrés Manuel López Obrador presidente de México dijo que terminará con la corrupción y el “huachicoleo”, negocio que ahora involucra a personas de menores recursos que al tratar de robar ponen en peligro sus vidas.
Son miles de millones de dólares los que se roban al país y algo se tiene que hacer sin que se afecte la economía nacional y se generen focos inflacionarios, para terminar con este robo de combustible tan descarado.
… y hasta la próxima.

Share