DESDE MI PUNTO DE VISTA – 07 26 18 –

…La nueva relación bilateral México-Estados Unidos
…Trump y la carta a López Obrador
…No confiarse de Donald Trump aconsejan a López Obrador

Aun no declaran a Andrés Manuel López Obrador como presidente electo de México, cosa que sucederá en algunos días o semanas, por el Instituto Federal Electoral (IFE); pero el tabasqueño ya recibe trato presidencial tanto en México como en Estados Unidos, o al menos esa impresión da por el trato que recibe del presidente Donald Trump.
Incluso Donald Trump envió en respuesta a una carta de AMLO otra en la que lo urge a firmar un nuevo tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y México, pero ya.
También quiere un acuerdo sobre migración, desarrollo y seguridad nacional, porque en opinión de Trump no es suficiente tener frenteras fuertemente asegurdas, se requiere de un acuerdo bilateral que incremente la vigilancia a lo largo de la frontera desde Chiapas hasta Canadá.
López Obrador ha recibido en su casa de la colonia Roma en la Ciudad de Mexico, la misma que operará como Residencia Oficial, al secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, asi como a varios funcionarios de la administración Trump,
Los enviados de Trump presentaron a AMLO el proyecto de seguridad nacional que pretende establecer el mandatario estadounidense, empezando desde la frontera sur de México (Chiapas), la cual servirá de primer filtro de la inmigración indocumentada.
Y esto no es novedad porque Estados Unidos entrega a México 240 millones de dólares al año, a través del llamado “Plan Mérida”, para que se evite al máximo el paso de inmigrantes centroamericanos indocumentados, asi como de otras nacionalidades que llegan por el sur de la República Mexicana sin aparentes problemas.
Como ocurrió en mayo pasado con la llamada Caravana Humanitaria la cual estaba integrada por más de mil 500 personas que venían principalmente procedentes de Honduras, aunque también venían personas o familias completas de El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y otras naciones del área.
Desde que se hizo pública la marcha de la Caravana Humanitaria a nivel internacional, el presidente Trump exigió y ordenó, no en buenos términos al presidente de México, Enrique Peña NIeto, que de ninguna manera permitiera que los integrantes de la marcha llegaran a la frontera de Tijuana con San Isidro.
Fueron tan fuertes las exigencias de Trump, y con palabras agresivas, que lejos de obedecer, el mandatario mexicano dio instrucciones a sus colaboradores para que se entregaran “visas humanitarias” a los integrantes de la marcha y se les dejó pasar por la República Mexicana, como Pedro por su casa, lo cua enchiló al presidente Trump al grado que ya ni pela a Peña Nieto y se ha enfocado en estrechar relaciones con AMLO.
De López Obrador, Trump tiene buenas expresiones, por ello adelantó la comitiva de seguridad encabezada por su secretario de Estado, para que se estableciera desde ahora un acuerdo de seguridad en la frontera sur de México, es decir en el estado de Chiapas, para que Inmigración en Mexico se aplique al máximo.
Esto significa “cero tolerancia” por parte de México y sus autoridades para con la inmigración indocumentada de Centroamérica y otros países, ya que se pretende que López Obrador, y Marcelo Ebrard, futuro secretario de Relaciones Exteriores, establezcan un sistema de vigilancia efectivo en la frontera sur del país.
Que se capacite al personal humano que trabaja en México en el área de migración y se les dote de tecnología a lo largo de la franja fronteriza sur, porque si México y su nueva administracion van a continuar en la misma posición que hasta ahora lo hecho Peña Nieto, la construcción del muro con México, volverá a ser el tema favorito de Trump.
Desde mi punto de vista, tengo la impresión de que el presidente Trump está dispuesto a tener en México un aliado y en Andrés Manuel López Obrador un amigo, situación muy contraria con la que empezó su gestion y la forma en que trató a Enrique Peña Nieto.
De todos modos AMLO no debe confiarse de lo que le diga Mike Pompeo o lo que asegure Trump sobre una futura relación bilareral, porque de una cosa si puede estar seguro el futuro presidente de México, que si no obedece las órdenes de Trump se volverá su enemigo, asi es que hay que mantener una saludable distancia.
Pero López Obrador le envió una carta y se dice que se puso de rodillas o a sus pies y eso le complació mucho a Trump que respondió con otra en la cual urge a López Obrador a firmar “a la de ya” un nuevo tratado de libre comercio bilateral.
Pero sobretodo le ofrece ayuda en materia de inmigración, desarrollo y seguridad, porque para Trump no es suficiente tener una frentera segurada, sino que se requiere que México sea la primer garita de entrada a Estados Unidos vía terreste y si no al tiempo.
… y hasta la próxima.

Share