DESDE MI PUNTO DE VISTA – 08 23 18-

– Ya no interesan las actividades de Peña Nieto.
La atención se concentra en AMLO
– Los reporteros entran en los recortes económicos de AMLO:
no habrá “chayos” ni publicidad
– Nestora Salgado se queda con las ganas

Las informaciones que generan las actividades del presidente de México, Enrique Peña Nieto, han pasado a segundo término en los medios informativos desde que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones del pasado primero de julio.
Esto le ha permitido a Peña Nieto preparar la mudanza sin problema alguno y dejar a su administración lo más limpia de culpa o acto de corrupción que lo pueda involucrar.
En los gobiernos priístas de antaño era común escuchar que el último año de gobierno era “el año de Hidalgo” y “chingue su madre el que deje algo”, esa era la frase favorita de los funcionarios de gobierno priístas, los cuales terminaban el sexenio robando a diestra y siniestra.
Pero eso terminó, porque la gente está cansada de tanta corrupción, de tanto robo descarado y por ello votó en contra del PRI (Partido Revolucionario Institucional) porque no puede soportar que todos los políticos surgidos de este partido hayan amasado enormes fortunas en los períodos que administraron los bienes de la Nación.
El puebo de México brindó la primera alternativa de gobierno al Partido Acción Nacional a través de su entonces candidato Vicente Fox, posteriormente llegó al gobierno Felipe Calderón, pero la corrupción siguió y lo mismo pasó con la inflación, la caída del peso y por consecuencia de los salarios y el poder económico.
Volvió a gobernar el PRI, del 2012 al 2018, pero esta ocasión con Enrique Peña Nieto y la situación tampoco cambió o mejoró, por el contrario, la corrupción se hizo presente peor que nunca y la gente optó por Andrés Manuel López Obrador para Presidente.
Con el triunfo en las urnas de AMLO se siente un cambio en el ánimo de la gente, de los trabajadores, de las amas de casa, del pueblo en general, al grado que ya se perdió interés en las actividades de Enrique Peña Nieto y su administración.
En este momento lo que le interesa a la gente es lo que haga y diga AMLO, porque asi somos lo mexicanos, olvidamos con facilidad y con entusiasmo aceptamos el cambio, asi que es muy posible que AMLO no encuentre ni un acto de corrupción que involucre directamente a EPN.
Para muchos mexicanos AMLO se ha convertido en la solución a los problemas de México, para muchos significa una esperanza, un alivio, una ayuda económica (especialmente con las personas adultas) un tiempo de tranquilidad y de sacar adelante al país, eso significa para muchos mexicanos AMLO.
Por lo pronto, ya anunció todo su gabinete y ha prometido honestidad en todos los rubros de su administración y para evitar que se sepa o se comenten los errores o toneterías de su administración, pues va a recortar al máximo las oficinas de prensa, lo que significa apretar el cinturón a los reporteros de las fuentes informativas, porque sólo habrá publicidad para aquellos que hagan caravanas o especial o únicamente para los directores de los medios informativos.
Asi AMLO se piensa ahorrar un billete y traer a los reporteros en friega y si no se hacen bien su trabajo, se van ha quejar con sus directores, de tal forma que “chayos, embutes, sobres, entres o moches” quedan fuera de circulación y el reportero es un simple chismoso con obligación de informar con el mayor apego a la verdad, nada subjetivo.
Finalmente se entregó la constancia que acredita a Nestora Salgado como Senadora de la República; la que como se recordará fue acusada por Jose Antonio Meade de actos que la involucran con asesino y delicuentes, por lo que la mujer quería demandar a Meade o tal vez lo demandó, pero desde arriba del Partido Morena le obligaron a deponer su insistencia de que Meade le pida una disculpa pública.
Nestora Salgado fue acusada por habitantes del estado de Guerrero de abuso de autoridad cuando fungía como comandante de las autodefensas en ese estado y en su oportunidad se dijo que ella tiene la nacionalidad americana y jamás informó a las autoridades de Instituto Federal Electoral por lo que incurrió en una falta que la pudo desacreditar para el cargo de Senadora que hoy ostenta.
Por lo tanto, una vez acreditada, se olvidó de Meade y dice que se va a poner a trabajar por el bien de país y va a dejar las revanchas para otra ocasión.
. . .y hasta la próxima.

Share