Detener “vehículos sospechosos” de llevar inmigrantes porque traen el covid-19; la nueva orden en Texas

Detener “vehículos sospechosos” de llevar inmigrantes porque traen el covid-19; la nueva orden en Texas

detener

El gobernador de Texas, Greg Abbott, vinculó a los inmigrantes con el aumento de casos de coronavirus y ordenó al Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés) que detenga cualquier vehículo sospechoso en la frontera.
“El dramático aumento en los cruces fronterizos ilegales también ha llevado a un aumento dramático en los casos de coronavirus entre los inmigrantes indocumentados que han llegado a nuestro estado, y debemos hacer más para proteger a los texanos de este virus y reducir la carga en nuestras comunidades”, dijo el mandatario a través de un comunicado de prensa.
Los casos de coronavirus van en aumento desde principios de julio. Sin embargo, autoridades han estipulado que gran parte del repunte se debe a que las personas se han relajado y no siguen los lineamientos para evitar la propagación del virus. Asimismo, autoridades de la capital texana, han pedido a las personas que usen mascarillas, aún estando vacunadas, para disminuir el riesgo de contraer el covid-19. Ante la solicitud de requerir el uso de mascarillas para evitar la propagación del coronavirus, Abbott respondió a través de sus redes sociales que no lo hará obligatorio.
“El tiempo de los mandatos gubernamentales para el uso de mascarillas ha terminado, ahora es responsabilidad de cada quien. En mayo, firmé una orden ejecutiva que prohíbe los mandatos de mascarillas por parte de entidades gubernamentales. Todo texano tiene derecho a elegir si usará un cubrebocas o si sus hijos lo usarán”, publicó en Twitter el mandatario.
El Departamento de Salud del Estado de Texas comenzó a registrar un aumento en los casos de covid-19 en julio. Hasta este 27 de julio, se han registrado 6,571 casos y 37 personas muertas por complicaciones con la enfermedad.

¿Qué estipula la medida?

La orden del gobernador indica que ninguna persona, que no sea una policía federal, estatal o local, proporcionará transporte terrestre a un grupo de migrantes que han sido detenidos por cruzar la frontera ilegalmente o que habría estado sujeto a expulsión bajo la orden del Título 42.
Asimismo, indica que el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) tiene la orden de detener cualquier vehículo bajo sospecha razonable y desviar dicho vehículo de regreso a su punto de origen o un puerto de entrada si un se confirma la infracción.
El DPS está autorizado a incautar un vehículo que se utilice para transportar migrantes o que se niega a ser redirigido.

Share