Diputado de izquierda integra comando que asesinó a 12 policías mexicanos

Un comando, cuya estructura integra un electo diputado mexicano de izquierda, secuestró, torturó y asesinó a 12 policías federales, cuyos cuerpos fueron hallados el lunes en el estado de Michoacán, en el mayor golpe del narcotráfico contra fuerzas de seguridad en México.

Doce miembros de “policía federal que realizaban trabajo de investigación en Arteaga, Michoacán (…), fueron emboscados” y “el 13 de julio los 12 cadáveres fueron abandonados” en una ruta, dijo a la prensa Monte Alejandro Rubido, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El legislador electo involucrado en el crimen es Julio César Godoy, hermano del gobernador izquierdista del estado de Michoacán, Leonel Godoy, dijo a la AFP un portavoz del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda).

La matanza fue perpetrada por una célula del cártel ‘La Familia’, señaló Rubido. Julio César Godoy es “encargado de las redes de protección institucional para las operaciones” de narcotráfico en varias regiones de Michoacán, aseguró.

En la estructura del comando también opera Saúl Solís, ex candidato a diputado federal por el minoritario Partido Verde, explicó el funcionario.

Godoy y Solís se encuentran prófugos, añadió.

Al respecto, tras una reunión con Eduardo Medina, fiscal federal, el gobernador Leonel Godoy dijo que su hermano, como cualquier ciudadano que sea responsable de un delito, debe responder por él, pero “también si son inocentes que reciban un proceso justo”, según la edición electrónica del diario El Universal. Los cuerpos de los policías, 11 hombres y una mujer, estaban apilados y con señales de tortura en Michoacán, estado donde se han cometido desde el fin de semana violentos ataques contra fuerzas federales por parte de ‘La Familia’, “el cártel que con mayor beligerancia combate a la autoridad”, dijo Rubido.

La ofensiva de ‘La Familia’ es una respuesta a la detención el viernes de Arnoldo Rueda, alias “La Minsa”, señalado como número dos de la organización, explicó.

La policía capturó a uno de los presuntos autores de la masacre, Francisco Javier Frías, alias ‘El Chivo’, a quien se le hallaron dos fusiles, una granada y dos cartulinas “con una leyenda en la que se amenazaba de muerte a los policías federales”, informó el funcionario de seguridad.

El fin de semana pasado comandos de ‘La Familia’ atacaron ocho estaciones policiales en diferentes ciudades de Michoacán y en los estados vecinos de Guerrero (sur) y Guanajuato (centro).

Este martes se registraron dos incendios en instalaciones de la Policía Federal en Zitcuaro, Michoacán, sin dejar heridos. “Se cree que pudieron haber sido provocados”, dijo a la AFP una fuente de la fiscalía estatal.

La misma fuente, que pidió el anonimato, añadió que un autobús, en el que viajaban 30 policías federales camuflados rumbo al punto donde estaban los 12 cadáveres, fue atacado por un comando que huyó tras herir a dos uniformados y al chofer.

‘La Familia’, que hizo su aparición pública en 2006, ha tendido redes sociales para sustituir la función del Estado en comunidades de Michoacán, uno de los distritos más pobres de México y con un alto porcentaje de emigrantes hacia Estados Unidos.

Una decena de alcaldes (de varios partidos políticos), un juez, 14 altos funcionarios y dos policías fueron detenidos en mayo por presuntos vínculos con ‘La Familia’ en un mega operativo desarrollado en Michoacán, semanas antes de las elecciones legislativas del 5 de julio.

Michoacán es uno de los estados donde se encuentran desplegados militares y policías federales como parte de un operativo de más de 36.000 elementos contra el crimen organizado, al que se atribuyen más de 7.700 asesinatos desde 2008.

Share