<!--:es-->Doce errores a evitar en tu jardín!
. . . Tips para crear un espacio agradable<!--:-->

Doce errores a evitar en tu jardín! . . . Tips para crear un espacio agradable

El anhelo por tener rápidamente un parque agradable puede llevarte por el mal camino. Aquí encontrarás 12 tentaciones que debes evitar y las alternativas más saludables.

Armoniza tu casa con un bello jardín

Patio inteligente. No pierdas la casa. Cuando planifiques el patio, no consideres el tamaño, la forma ni el estilo de tu casa. El diseño del jardín deberá armonizar tu casa, no apabullarla, opacarla o contradecirla. Conecta tu casa y tu patio con detalles repetidos de diseño, sutiles transiciones y vistas desde el interior.

No desdeñes el diseño. Haz un plan. Es fácil intoxicarse con los primeros soplos de la primavera y entonces empezar a hacer hoyos para sembrar plantas. Pero no lo hagas, hasta que no tengas un plan.

No te sorprendas con los precios. Sé realista con el dinero. Es fácil subestimar los costos de jardinería si no has estado haciendo compras últimamente. Si necesitas ayuda para hacer un estimado de costos de los productos más comúnmente usados, averígualos.

No seas corto de vista. Mira tu jardín en su madurez. Averigua la medida en que crecerán las plantas antes de comprarlas y plantarlas. Ese pequeño árbol puede un día tomar posesión de tu jardín, alterando el diseño de la luz y la sombra. Esas enredaderas y esos arbustos vigorosos podrían pronto tapar la ventana o bloquear la vista.

No pienses demasiado recto. Utiliza los bordes curvos y ondulantes para aumentar el interés visual y crear un jardín que parezca más natural. No hay nada de malo con las líneas rectas, pero no plantes todo en filas o hagas cada camino derecho.

No pongas todo detrás. Considera el encanto del cordón. Incluso si vives en un jardín posterior, el frente jamás debería ser dejado al descubierto. Utiliza una reja, un cerco, una enredadera o un seto vivo para crear la entrada en el frente.

Acondiciona tu Jardín a tus Necesidades:

No te olvides de la familia: Ten en cuenta las necesidades de vivir afuera de la casa de cada miembro de la familia. Cada uno usará el patio de un modo diferente. No podrás satisfacer la lista de deseos de cada uno, pero saber qué es importante te ayudará a establecer prioridades y a hacer el mejor uso del espacio.

No confíes en las luciérnagas. Haz de la iluminación una parte integral de tus planes para tu jardín, no una ocurrencia tardía. Una buena iluminación realza seguridad y te permite jugar y entretenerte en ese lugar también al atardecer. Como mínimo, deberían estar bien iluminados los escalones, los caminos, la entrada para automóviles y la entrada.

No trates de abarcar demasiado. Selecciona plantas, estructuras y detalles que no demanden más cuidado que el que estás dispuesto a darles. De lo contrario, muy pronto tu jardín será una carga para ti. ¿Podrás cuidar de esas rosas? ¿Quién limpiará el estanque? ¿Serás tú quien se ocupe de repintar la cerca blanca cada dos años?

No saltes a los “postres”. Dedica tiempo y dinero en lo aburrido -la “carne y las papas”- de tu jardín (tierra, desagües, estructuras sólidas y plantas bien escogidas) antes de agregarle la parte divertida -los postres- (los anuarios de vanguardia, las perennes exóticas, los ornamentos y las estatuas).

No desparrames las flores. Haz grupos de plantas del mismo color o la misma variedad para lograr el máximo efecto. Resístete a la urgencia de cubrir rápidamente un jardín descampado, esparciendo demasiado las plantas. Es mejor cubrir un sector de plantas y luego continuar con el siguiente.

No seas un copión. Personaliza tu jardín. Está bien que encuentres inspiración en el parque de tu vecino o que le pidas prestadas algunas ideas, pero no decidas cómo lucirá tu jardín dejándote llevar por el proverbial deseo de “no ser menos que los demás”.

Share