<!--:es-->Documenta IFE uso de tarjetas Monex
…Detallan los establecimientos que recibieron el gasto con las tarjetas prepagadas<!--:-->

Documenta IFE uso de tarjetas Monex …Detallan los establecimientos que recibieron el gasto con las tarjetas prepagadas

Ciudad de México.- En su informe sobre el caso Monex, la Unidad de Fiscalización del IFE documentó la compra por parte del PRI de 7 mil 851 tarjetas con recursos «dispersados o depositados» por un total de 66 millones 326 mil 300 pesos.

Sin embargo, de ese total 7 mil 727 presentaron movimientos por un importe de 57 millones 318 mil 609 pesos en 43 mil 733 operaciones, un promedio de casi seis operaciones por tarjeta, señala el informe del IFE.

El IFE aseguró que los gastos comprendidos en la recta final de las campaña del tricolor, entre mayo y junio de 2012, fueron de 50 millones 508 mil 891 pesos y que en ese periodo se realizaron 32 mil 624 operaciones en total.

El 88.36 por ciento de las tarjetas prepagadas Monex del PRI, equivalente a 44 millones 630 mil 765 pesos, fue utilizado para «disposiciones en efectivo en cajeros automáticos», en alguna institución del sistema bancario nacional durante los dos últimos meses de la campaña electoral, señala el informe del IFE.

Cabe destacar que los 15 millones de pesos de diferencia entre lo depositado en tarjetas Monex y los gastos de la recta final de la campaña, pudieron ser utilizados en distintas fechas, incluida la jornada electoral, fuera del periodo que revisó la Unidad de Fiscalización del IFE.

Establecimientos comerciales como Wal-Mart, Soriana, Superama, Bodega Aurrera, Ley, Sam´s Club, entre otros, recibieron el gasto con las tarjetas prepagadas por un millón 566 mil 936 pesos, es decir, 3.10 por ciento del total.

En las llamadas tiendas de conveniencia como Oxxo, 7 Eleven y Extra, entre otras, los priistas gastaron a través de esas tarjetas prepagadas 911 mil 921 pesos, equivalentes 1.81 por ciento del total.

La investigación de la Unidad de Fiscalización del IFE, con ayuda de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, da cuenta del destino de esas tarjetas prepagadas, en donde se incluyen también gastos en viáticos, tiendas departamentales como Liverpool o Palacio de Hierro, bares, pagos de servicios de telefonía e internet, e incluso compras por este último medio.

Por ejemplo, en tiendas departamentales como Liverpool, Palacio de Hierro, Sears, Sanborns, Zara, entre otras, que no se vinculan con artículos de primera necesidad, los priistas gastaron, de acuerdo a la indagatoria de la autoridad, 452 mil 050 pesos, esto es, 0.89 por ciento del total.

Las tarjetas se utilizaron un poco más para pago de alimentos y bebidas en bares y restaurantes pues se detectó un monto por este concepto que asciende a 566 mil 268 pesos (1.12 por ciento).

En contraste, más del doble, el 2.61 por ciento del total, equivalente a un millón 319 mil 750 pesos, fue utilizado en pagos de transporte, hospedaje y gastos médicos, entre otros.

Quienes recibieron las tarjetas prepagadas las usaron durante la campaña para pagar también servicios de telefonía y de internet a Telmex, Telcel, Iusacell, Nextel, Axtel, Cablemás, entre otras compañías por un monto acreditado de 172 mil 566 pesos, 0.34 por ciento del total.

Se tienen registradas compras por internet con este instrumento financiero, por 17 mil 716 pesos, esto es el 0.04 por ciento del total.

La indagatoria de la Unidad de Fiscalización del IFE engloba en «otros gastos», 870 mil 919 pesos más, equivalentes a 1.72 por ciento del total, «aquellos gastos cuya descripción de su concepto se desprende que se tratan de establecimientos mercantiles; sin embargo, no se tiene certeza de su giro».

Concentran gasto 10 entidades

De las diez entidades que concentraron el gasto del PRI con las tarjetas prepagadas Monex durante la campaña presidencial de su candidato Enrique Peña Nieto, en tres perdió el priista ante Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial de la izquierda, y en una, ante Josefina Vázquez Mota, candidata presidencial del PAN.

De acuerdo a los datos de la investigación de la Unidad de Fiscalización de IFE sobre el caso Monex, de las seis entidades en las que ganó el candidato de la coalición «Compromiso por México», en cuatro obtuvo porcentajes por arriba del 42 por ciento de los votos.

Hidalgo (26.81%), Sinaloa (10.55%), Guanajuato ( 8.38%), Michoacán (7.21%), así como Oaxaca (5.63%), Puebla (5.32%), Chiapas (4.71% ), Baja California (4.63%), DF (4.63 %), Jalisco (3.80 %), son las entidades en donde el PRI concentró el gasto electoral con las tarjetas Monex prepagadas, de acuerdo con la investigación de la Unidad de Fiscalización del IFE.

En Hidalgo y Sinaloa, en donde se concentró el 37.36 por ciento del gasto de las tarjetas prepagadas Monex, el PRI y su candidato Peña Nieto ganaron con 42.22 y 46.69 por ciento de los votos.

En Oaxaca, Puebla y Distrito Federal, a pesar del gasto del PRI en tarjetas Monex en las últimas semanas de la campaña presidencial por cerca de 8 millones de pesos, el 15.58 por ciento del total, el candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador derrotó a Peña Nieto.

AMLO obtuvo 43.36 por ciento de votos frente a 34.65 por ciento de Peña Nieto en Oaxaca; en Puebla, la contienda estuvo más cerrada, pero el candidato de izquierda obtuvo 34.61 por ciento frente a 34.44 por ciento de Peña Nieto; en el DF, el tabasqueño arrasó con 52.93 por ciento frente a 25.93 por ciento del mexiquense.

En Guanajuato, la segunda entidad que concentró gastos con tarjetas Monex, la candidata panista Josefina Vázquez Mota le ganó a Peña Nieto por 14 mil 545 votos, equivalente a una diferencia del 0.62 por ciento; el PAN obtuvo el 40.97 por ciento de la votación y el PRI, 40.35 por ciento, a pesar del gasto en tarjetas prepagadas de 4 millones 230 mil 408 pesos.

En las otras entidades con mayor gasto en tarjetas Monex, el candidato de la coalición «Compromiso por México», del PRI-PVEM, ganó en Michoacán, con 43.11 por ciento de votos; en Chiapas, con el 45.93 por ciento; en Jalisco, con 39.96 por ciento y en Baja California, 37.04 por ciento.

Share