<!--:es-->Ejército deja Ciudad Juárez
…Comienza retirada de forma gradual<!--:-->

Ejército deja Ciudad Juárez …Comienza retirada de forma gradual

MÉXICO – Los seis mil militares y policías federales mexicanos desplegados en la fronteriza Ciudad Juárez en labores de seguridad pública comenzarán su retirada de forma gradual desde el miércoles, informaron fuentes oficiales.

Cuerpos locales

Los efectivos, parte del Operativo Conjunto Chihuahua, que protege el estado donde se halla esta urbe fronteriza con Estados Unidos, se reincorporarán a labores de combate al narcotráfico en la zona, dijo a Efe el portavoz del dispositivo de seguridad, Enrique Torres.

Los militares y policías federales sustituyen desde marzo a la Policía municipal en su tarea de patrullar la ciudad para velar por el orden, ante la desmedida violencia que ha afectado a la localidad en los dos últimos años por cuenta del crimen organizado.

La retirada gradual de los elementos federales dará paso a la reincorporación a sus labores habituales de los cuerpos de seguridad locales, a los que se ha investigado y depurado por sus conexiones con los cárteles del narcotráfico.

Sin fecha límite

Ciudad Juárez es considerado el enclave más violento de México, después de que en 2008 acumulara casi un tercio de las 5,800 muertes que el crimen organizado provocó en todo el país.

En lo que va de año, los recuentos extraoficiales arrojan un saldo de 1,500 muertos sobre los más de 5,000 estimados en toda la nación en acciones armadas del crimen organizado.

Torres indicó que no hay una fecha límite estipulada para que los efectivos del operativo federal dejen las labores de patrulla en la ciudad.

Adicionalmente, este martes tuvo lugar el relevo de 1,200 militares dedicados a esta tarea.

En todo el estado de Chihuahua se estima que hay cerca de 8,000 efectivos del operativo federal, contando los de Ciudad Juárez.

A lo largo de los últimos meses han crecido las críticas hacia el Ejecutivo por el empleo del Ejército en tareas de seguridad pública, especialmente desde organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Éstas relacionan la presencia de soldados con un aumento en las violaciones de las garantías individuales de la población y destacan la falta de traducción del operativo militar en una reducción significativa de la violencia en la zona.

Share