<!--:es-->El ‘Comandante Cero’ se quejó de Estados Unidos
…El gobierno le ha negado el visado<!--:-->

El ‘Comandante Cero’ se quejó de Estados Unidos …El gobierno le ha negado el visado

MANAGUA – Edén Pastora Gómez, el legendario “Comandante Cero”, denunció que el Gobierno de Estados Unidos le ha negado el visado para ingresar a ese país, donde proyecta comprar un equipo para el dragado del río San Juan, vía fluvial nicaragüense fronteriza con Costa Rica.

Hablará con Chávez

El ex “comandante” sandinista informó a Acan-Efe que desde hace dos meses “tengo vista” en una ciudad de Estados Unidos una draga, que tiene un coste de $800 mil, que se necesita para el dragado del río San Juan.

Pastora dijo que, como ya está cansado de estar solicitando la visa a la embajada estadounidense en Managua pedirá a la Cancillería nicaragüense que retire su pasaporte de esa misión diplomática.

Señaló que lo que hará es viajar a Venezuela y denunciar ante Hugo Chávez, que los norteamericanos no le quieren dar visa para comprar en Estados Unidos la draga “que está en buen estado y es barata”.

“Estoy seguro que el presidente Chávez me va a vender, a prestar, dar el crédito o me va a regalar la draga y me ayudará a resolver este problema de quitar tres millones de metros cúbicos de lodo y arena que impide la navegación en 32 de los 180 kilómetros del río” (20 de 112 millas), comentó Pastora.

‘Regrésenme mis aguas’

Manifestó que la Caja Rural Nacional (CARUNA), una cooperativa nicaragüense de ahorro y crédito, afín al Gobierno de Daniel Ortega, hará un préstamo, cuyo monto no precisó, para adquirir la draga.

El ex guerrillero sandinista, que fue jefe del comando que asaltó el Palacio Nacional de Managua el 22 de agosto de 1978, fue nombrado Delegado del Gobierno ante la Junta de Desarrollo del río San Juan por el presidente Daniel Ortega para ejecutar el proyecto del dragado de ese río.

Pastora dijo que la obra, para lo que ya cuenta con el permiso sobre impacto ambiental, consiste en quitar un tapón de sedimentos de 20 millas desde el Delta hasta la desembocadura del río en el Mar Caribe.

Indicó que a través de los años el cauce natural del río ha quedado reducido por arena, lodo y sedimento de ríos nicaragüenses y costarricenses que son afluentes del San Juan.

Según Pastora, la obra, denominada “Regrésenme mis aguas”, puede llevarse a cabo en un año con una buena draga, a un coste de más de $2 millones, lo que permitiría la navegación de embarcaciones de medio calado y desarrollar esa región de gran potencial turístico.

Sostuvo que si esta obra se somete a licitación y la gana una empresa extranjera, el dragado costaría más de $10 millones.

Share