El coronavirus acabará con la presidencia de Donald Trump

El coronavirus acabará con la presidencia de Donald Trump

Acabará

El miedo del presidente Trump a Joe Biden parece tener fundamento, especialmente desde que ahora, según algunas estimaciones, Biden es el favorito para llegar a la Casa Blanca en 2021.
“Con un Trump que enfrenta una reelección improbable, es muy probable que Joe Biden gane las elecciones generales en noviembre”, esa es la predicción de Sandhill Strategies, la firma de investigaciones con sede en Washington D. C., hecha en su análisis del 16 de marzo. El brote del coronavirus ha desencadenado una tendencia a la baja en las acciones y una más que probable recesión, lo cual es una sentencia de muerte para las esperanzas de reelección presidencial.
“Ningún presidente de Estados Unidos ha ganado la reelección en la historia reciente tras un período de recesión económica”, señala Sandhill.
Biden aún no se ha hecho oficialmente con la nominación presidencial del Partido Demócrata, pero parece inevitable, salvo un giro imprevisto en la contienda. Supera fácilmente a Bernie Sanders en el recuento de delegados y el mismo Sanders parece reconocer tácitamente su inevitable abandono de la carrera. Las recesiones son algo curioso, porque los economistas solo las declaran meses después de haber comenzado. La definición formal de una recesión es dos trimestres consecutivos de reducción del PIB, algo que aún no ha pasado. El PIB real, ajustado por la inflación, creció un 2,3 % el pasado trimestre de 2019 y está rindiendo a alrededor del 1,6 % en el actual trimestre. El 15 de marzo, ante la pregunta acerca de si la economía está en recesión, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin dijo: “No lo creo”. Pero el coronavirus está causando un shock económico abrupto que algunos economistas piensan que es más desconcertante que el colapso financiero de 2008, el cual causó la peor recesión desde la Gran Depresión. Los cierres y cancelaciones generalizadas parecen conducir a pérdidas económicas y despidos que ya se están viendo reflejados en un mercado bursátil que ha caído un 28 % en menos de un mes. Una encuesta productiva alcanzó su nivel más bajo desde 2009 el 16 de marzo, una señal de la carnicería que está por venir. “Esto parece mucho peor que 2008”, le dijo recientemente a Vox el economista de Harvard, Jason Furman, quien trabajó en la Casa Blanca con Obama.

Share