El hábito común en la ducha que los expertos no recomiendan: «necesitas parar»

El hábito común en la ducha que los expertos no recomiendan: «necesitas parar»

expertos recomiendan

Llegas del gimnasio, acalorada, urgida por quitarte la ropa y entrar inmediatamente en la ducha. Así lo haces. Y apenas abres el grifo te das cuenta de que no orinaste antes de entrar. Ya no hay marcha atrás, no puedes evitar orinar en la ducha. Te dejas ir, total, el agua corre rápidamente y todo queda como si nada pasó. Te justificas un poco, pero pronto se olvida este episodio aunque, secretamente, te preguntas si esto puede ser costumbre para muchos y si tendrá algo de perjudicial.
La revista Selecciones reseñó algunas encuestas sobre el tema que demuestran que las opiniones están dividas. La primera que destacan indica que el 58% de los consultados admitieron orinar en la ducha; contra el 42% que dice que no está bien. Otra encuesta, realizada en el Reino Unido dice que, aunque casi la mitad de los encuestados dijeron hacerlo, solo una cuarta parte de los británicos dijeron que era algo aceptable.
Como se explica en Medline Plus, la orina es producida por los riñones al filtrar desechos y exceso de agua de la sangre. Desde allí, va a la vejiga donde se almacena hasta que sentimos ganas de expulsarla. Así, la orina está compuesta por agua, sal, electrolitos y urea y ácido úrico, lo que nos indica que no hay nada realmente asqueroso allí. Sin embargo, el médico Niket Sonpal consultado por la reconocida revista de bienestar y salud dice que, si bien no es una práctica peligrosa, sí puede tener algunas advertencias.
Una de ellas es que es posible que, sobre todo si hay infecciones en el tracto urinario, las bacterias en la orina puedan entrar por una herida abierta en tu piel y causar una infección, y destaca que esto es más probable si existe una infección en el tracto urinario.
Por otra parte, hay quienes estimulan la práctica de orinar en la ducha bajo el argumento de que ahorramos agua. Ejemplo de ello es la organización no gubernamental SOS Mata Atlántica, que según la BBC, señala que cuidamos al planeta con esta práctica puesto que con cada descarga del inodoro se van 12 litros de agua potable.
Su objetivo esencial está muy bien, y es que con cada mínima acción que llevamos a cabo en nuestra casa es mucho lo que podemos sumar para cuidar al planeta. Sin embargo, además de lo puramente higiénico hay una razón aún más interesante para evitar esta práctica y mucho más convincente.
La doctora Teresa Irwin, cirujana uroginecóloga, presidenta del Caring Center for Women en Texas dijo en su cuenta de TikTok que orinar en la ducha nos genera un estímulo que puede resultar muy incómodo en el futuro. Con esta práctica el cerebro está relacionando el sonido del agua, el chorro abierto, con orinar.
«Necesitas parar de orinar en la ducha», dice y agrega que al hacerlo cada día estás entrenando a tu vejiga a activarse cada vez que escuchas el agua correr. «Cada vez que te laves las manos, tomas una ducha, laves los platos, cada vez que corre el agua tu vejiga estará salivando, por así decirlo, porque quiere ir a orinar», asociando esta afirmación con el experimento de Pavlov, con el cual hacia sonar una campana al alimentar a unos perros y demostró que con solo escuchar el ruido, los perros salivaban, lo que llamó reflejo condicionado.
Sin embargo, no todo está perdido. La doctora aconseja sentarse en el inodoro antes de entrar a la ducha y si aparece el impulso, sea en este momento o en cualquier otro en que corra el agua, lo frenemos hasta cerrar el grifo. Quizás en un momento, y para algunas personas, puede ser algo aguantable con facilidad, pero quienes no tienen un piso pélvico fuerte podrían experimentar incómodos escapes urinarios que incluso pueden estar avisando de una incontinencia urinaria, que no es consecuencia de la vejez, ni es normal.
La incontinencia urinaria pueden sufrirla tanto mujeres como hombres y, a pesar de que se normalice en cuñas y campañas de marketing que venden pañales para adultos, lo más recomendable es visitar al especialista en caso de sospechar que la tenemos.

Share