<!--:es-->El invierno significa resfriados, influenza y VSR<!--:-->

El invierno significa resfriados, influenza y VSR

Dr. Sergio Golombek

MD, MPH, FAAP

Maria Fareri Children’s Hospital, Westchester Medical Center/New York Medical College

Ahora que sacamos la ropa para el frío y nos preparamos para la llegada de los estornudos y la tos —que lo acompañan sin falla— durante los meses de invierno, es importante que los padres sepan que a veces esos “estornudos de temporada” pueden ser más que un resfriado común o influenza. El virus sincicial respiratorio, conocido como VSR, es un virus muy común que generalmente causa síntomas similares a los del resfriado en adultos y niños. No obstante, en el caso de los bebés o niños que corren otros factores de riesgo, el VSR puede ser más grave.

¿Qué es el VSR?

El VSR es una infección de las vías respiratorias superiores, con el cual prácticamente todos los bebés tienen contacto por lo menos una vez antes de cumplir los dos años. Aunque afecta levemente a la mayoría de los niños, es la causa principal de hospitalizaciones de niños menores de un año y representa más de 125,000 hospitalizaciones en los Estados Unidos anualmente. El VSR es también el motivo de una de cada 13 visitas al pediatra y una de cada 38 visitas a las salas de emergencia, de los niños menores de 5 años.

El VSR ocurre anualmente y se puede contraer más de una vez durante la niñez. La “temporada del VSR” —cuando los brotes de la enfermedad se consideran más extensos en alguna zona determinada—puede variar año con año y de estado a estado. En la mayor parte de América del Norte, la temporada tradicional comienza en octubre o noviembre y continúa durante cuatro o cinco meses.

¿Cuáles bebés corren

mayores riesgos?

Todos los bebés corren peligro de contraer VSR, sobre todo en los primeros seis meses de vida. Los bebés que nacen prematuramente (antes de cumplir 36 semanas de gestación) son especialmente vulnerables porque el parto antes de tiempo interrumpe el crecimiento que acontece normalmente en la matriz. A raíz de ello, los “bebés prematuros” no tienen los pulmones completamente desarrollados y carecen de anticuerpos importantes y necesarios para combatir infecciones.

Existen otros factores —tales como bajo peso al nacer (menos de 5½ libras), contacto con otros niños en la guardería infantil o con sus hermanos de edad escolar, antecedentes de asma en la familia y exposición al humo de tabaco— que también ponen a los bebés en peligro de contraer VSR.

Los bebés que padecen de enfermedades cardiacas o pulmonares, o sufren una deficiencia inmunológica, también deberán monitorearse cuidadosamente durante períodos de tiempo más extensos, ya que el VSR puede causar infecciones más graves de las vías respiratorias inferiores, tales como bronquitis o neumonía.

¿Cómo sé si mi hijo

tiene VSR?

Los síntomas más comunes del VSR incluyen flujo nasal y fiebre. También pueden presentarse tos fuerte, silbidos persistentes y dificultad al respirar. Algunos de los síntomas posibles en casos de infecciones más graves incluyen apnea (cuando el bebé deja de respirar durante más de 10 segundos), coloración violeta o respiración tan acelerada que no puede darle de comer al bebé. Se recomienda llamar al pediatra o acudir a la sala de emergencias si observa que su niño sufre cualquiera de esos síntomas.

¿Cómo puedo mantener seguro a mi hijo?

Los padres deben estar muy pendientes durante los meses de invierno, cuando los bebés son más susceptibles a enfermedades como el resfriado común, la influenza y el VSR. Es importante mantener a los niños y adultos con resfriados, tos o estornudos apartados de su bebé. El VSR vive durante varias horas en los pañuelos desechables y muchas superficies, por lo que usted también puede prevenir los contagios de este virus limpiando con frecuencia la ropa de cama, juguetes y artículos personales del bebé, además de pedirle a toda persona que lo toque que se lave las manos o use una solución antibacteriana.

Nadie conoce a su bebé mejor que usted, así es que confíe en sus instintos. Tome las precauciones necesarias para mantener a su familia saludable y, como siempre, consulte a un médico cuando tenga alguna inquietud.

Datos rápidos sobre

el VSR

El VSR afectará a la mayor parte de los niños antes de que cumplan 2 años de edad y muchas veces presenta síntomas similares a los del resfriado común.

El VSR es la causa principal de hospitalización de los niños menores de un año.

Si su bebé se llegara a enfermar del VSR, comuníquese con su proveedor de servicios médicos para consultarle cualquier inquietud.

Share