“El papa Francisco es uno de los  mayores fraudes. Ha vendido humo”

“El papa Francisco es uno de los mayores fraudes. Ha vendido humo”

Papa

Un monje de la abadía de Montserrat abusó de Miguel Hurtado siendo un niño, lo denunció sin éxito, porque nadie quiso escucharle. Años después, ha logrado superarlo y convertirse en psiquiatra infantil. Ejerce en Londres y es un conocido activista contra la pederastia en el seno de la Iglesia. Llega al ‘Boulevard Magazine’ de Radio Euskadi con su libro El manual del silencio. La historia de la pederastia en la Iglesia que nadie quiso escuchar.
Miguel Hurtado comenzó a hablar de lo que le ocurrió en su niñez al marcharse de Barcelona a Madrid, donde conoció ‘gente maravillosa’ que generó un ambiente seguro. ‘Tras muchos años de terapia y muchos años hablando con amigos’ fue capaz de denunciarlo de forma pública.
Cuando Hurtado denunció públicamente los abusos en 2019 se ‘sorprendió por la poca repercusión’ pero ‘este año sí que ha habido una mayor sensibilidad, los medios os subís al carro’. El activista contra la pederastia se pregunta ‘qué ha hecho la sociedad española en 18 años, desde que estalló la crisis de la pederastia de Bostón en 2002’.
Él tiene constancia ‘del encubrimiento’ de la pederastia en Montserrat ya que denunció ‘hasta en 4 ocasiones, a 2 abades distintos de Montserrat, y en 20 años han sido incapaces de denunciar al pederasta a la justicia. No han informado ni al Vaticano’.
Saca ‘2 efectos positivos’ sobre la cumbre antipederastia que se celebró en el Vaticano. Por una parte ‘educó a nivel global sobre el problema de la pederastia en la Iglesia’ aunque tuvo que ver ‘con los activistas que fuimos allí a protestar’. Y el segundo efecto positivo es que ‘por fin después de 30 años, el Vaticano ha eliminado el secreto pontificio, con el cual los obispos se exponían a la excomunión si iban a la policía a denunciar’.
Para Miguel Hurtado ‘el papa Francisco es uno de los mayores fraudes a nivel de líder global que ha existido. Ha vendido humo’. En su opinión, el líder de la Iglesia Católica no tiene nada aparte de ‘palabras bonitas’. ‘Las víctimas argentinas me dijeron que Francisco les había tratado a patadas. El papa ha encubierto casos y obstruido la investigación siendo obispo de Buenos Aires y siendo papa’.
Según algunos estudios, las víctimas son incapaces de contar lo que les ha sucedido hasta los 44 años. El Gobierno, Podemos y PSOE, están proponiendo una reforma de ley por la que el plazo de prescripción empezaría a contar a partir de que la víctima cumpla 30 años. ‘Proponemos que el inicio del plazo de prescripción comience a contar a partir de los 50 años de la víctima’ explica Hurtado.

Share