¡El peligro de los  estornudos!

¡El peligro de los estornudos!

Estornudos

Después de leer esto, cuando una persona estornude a tu lado, seguramente reacciones de forma muy diferente.
Si estás rodeado de gente y sucumbes a un estornudo espontáneo… ¡No olvides taparte nariz y boca! No es sólo cuestión de educación…
Infinidad de estudios demuestran que las partículas emitidas al aire después de un ataque de tos o un estornudo, ¡pueden viajar la friolera de casi dos metros! Son auténticas balas, ¿puedes creerlo?
“Cuando toses o estornudas, puedes ver las gotitas que salpicas alrededor tuyo, hasta puedes sentirlas si alguien estornuda cerca de ti”, dice John Brush, autor de uno de los estudios. “Lo que no ves es la nube de gas que lo rodea, cuya misión es llevar las partículas aún más lejos, especialmente las gotas más pequeñas”.
Un nuevo estudia que las gotitas más diminutas vuelan mucho más rápido que las grandes y llegan tan lejos como pueden: la nube entra a formar parte del ambiente y continúa expandiéndose y mezclándose con el aire que te rodea.
La forma más común de contagiar una enfermedad es tosiendo o estornudándole a alguien. Los contagios también suceden cuando tocamos la superficie de un objeto que porte los virus para después sin querer tocarnos la boca, la nariz y en muchos casos, los ojos.
Todos los estudios coinciden en lo mismo: la mejor manera de no enfermarse es mantenerse lejos de alguien que tosa o estornude y vacúnate contra la gripe.

Share