El servicio de inmigración busca voluntarios para procesar  cientos de solicitudes de refugiados afganos

El servicio de inmigración busca voluntarios para procesar cientos de solicitudes de refugiados afganos

buscan

La agencia federal encargada de procesar ciudadanías, residencias y asilos, entre otros servicios, busca voluntarios para incorporarlos a un programa creado en julio con el objetivo de procesar solicitudes de visas especias para ciudadanos afganos y sus familias.
“Se necesitan voluntarios” para atender el programa denominado “Operation Allies Refugee” (Operación Refugio de los Aliados), dijo a Univision la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).
La agencia dijo además que a finales de julio “se estableció una oficina de campo temporal en Fort Lee, una base del Ejército en Petersburg (Virginia), donde se están procesando solicitudes de Visa de Inmigrante Especial (SIV) para ciudadanos afganos y sus familias”.
El Departamento de Estado dijo el martes que unos 2,000 afganos (entre colaboradores de las tropas estadounidenses y familiares) han sido beneficiados recientemente por el programa. Pero los traslados se llevaron a cabo antes de la llegada del Talibán al poder el fin de semana luego de la caída del gobierno.

Plan en marcha

Según se desprende de un documento interno de USCIS al que tuvo acceso Univision Noticias, la agencia no estaba preparada para atender la actual crisis que se vive en el país asiático.
Según datos publicados por medios internacionales, se estima que entre 60,000 y 80,000 afganos que colaboraron con Estados Unidos y fuerzas aliadas durante los 20 años de guerra, buscar la manera de huir del país para proteger sus vidas.
La agencia federal dijo que, además de voluntarios, “también puede enviar empleados a otras ubicaciones nacionales como parte del apoyo continuo a la Operación Refugio de los Aliados, y los esfuerzos para evacuar y reasentar a los solicitantes de SIV y afganos seleccionados y sus familias”.
“Estamos buscando voluntarios de toda la agencia para apoyar el procesamiento y adjudicaciones de inmigración temporal en el lugar de respuesta rápida”, indicó.
De acuerdo con el plan, las personas que participen en el programa “trabajarán con los departamentos de Defensa y Estado, y organizaciones no gubernamentales, todos ellos bajo el mando del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Los requisitos

Entre los requisitos para integrar el equipo de trabajo que procesará las solicitudes de visas especiales para colaboradores afganos, se incluye:

Dar fe de estar completamente vacunado contra COVID-19;
Tener la aprobación de su supervisor de primera línea;
Tener una tarjeta de viaje vigente y válida emitida por el gobierno federal;
Estar dispuesto a viajar y desplegarse a partir del 20 de agosto de 2021;
Estar dispuesto a trabajar un promedio de 10 horas y hasta 12 horas por día (según sea necesario);
Ser muy flexible y resistente en un entorno de trabajo que cambia rápidamente;
Tener experiencia en adjudicación, secretaría o apoyo en misiones; y
Estar dispuesto a viajar desde y hacia una ubicación nacional y estar en el lugar durante dos semanas o má.
La Operación de Refugiados Aliados fue anunciada por la embajada de Estados Unidos en Kabul el 17 de julio. La sede diplomática precisó en su página digital que el propósito de la operación “es respaldar los vuelos de reubicación de ciudadanos afganos y sus familias elegibles para las Visas Especiales de Inmigrante (SIV)”.
Los vuelos para aquellos que ya están en el proceso de solicitud de SIV comenzarán en la última semana de julio. Para mantener la seguridad operativa, no podemos compartir detalles sobre este viaje o el número de personas que pueden participar.
“La Embajada de Estados Unidos se coordinará con el Departamento de Estado para apoyar la Operación Refugio de los Aliados”, declaró en esa ocasión Ross Wilson, embajador encargado. “La Embajada se coordinará con el Departamento de Estado para apoyar la operación”, apuntó.
Dos semanas mas tarde de aquellas declaraciones la embajada fue cerrada y la USCIS no dio detalles respecto dónde deben realizar trámites los afganos que califican para una Visa de Inmigrante Especial (SIV) y/o solicitar refugio en Estados Unidos.
Crisis en aumento
El martes el Departamento de Estado dijo que estaba trabajando en la “evacuación rápida y segura de los ciudadanos estadounidenses, los titulares de Visas de Inmigrante Especial (SIV) y otros afganos vulnerables” y que el gobierno estaba comprometido “en acelerar los vuelos” de estas personas “lo antes posible”.
Ned Price, uno de los voceros de la cancillería, dijo además que personal en tierra se comunica con ciudadanos estadounidenses en Kabul, que no están en el aeropuerto, “con instrucciones sobre cuándo y cómo llegar” para luego ser repatriados.
“Nuestro equipo está trabajando mano a mano con colegas militares para ayudar a cargar aviones de forma segura y lo más rápido posible”, precisó.
En cuanto al personal afgano de la embajada, Price dijo que, si bien “hemos completado la reducción de la presencia diplomática central”, el Departamento garantiza recursos y personal “para aumentar la reubicación de ciudadanos estadounidenses e inmigrantes especiales”.
Entre los destinos para el personal afgano, además de Estados Unidos, el Departamento de Estado contempla Kosovo, Albania y Canadá, por el momento.

Dudas razonables
Durante una conferencia de prensa el martes, una de las preguntas hechas por periodistas se relaciona con la dificultad que muchos afganos, que calificaron para recibir una Visa de Inmigrante Especial (SIV), tienen para poder llegar al aeropuerto de Kabul y se han visto obligados a volvr a sus casas.
Price dijo que el Departamento de Estado está haciendo “todo lo que está a nuestro alcance para lograr un paso, un corredor de paso seguro para los civiles”. E indicó que este esfuerzo “incluye a los ciudadanos estadounidenses que buscan llegar a la terminal aérea para ser repatriados“.
El portavoz dijo además que la estrategia incluye pedirle a los países de todo el mundo “que den un paso al frente, que demuestren su buena voluntad, su generosidad de espíritu hacia estos afganos vulnerables”.
En cuanto al reglamento que regula la solicitud de visas especiales (SIV), el Departamento dijo que el Congreso está trabajando para “reducir” parte de esa burocracia.
“Como saben, el programa SIV está definido por ley. Si la memoria no me falla, hay 14 pasos que se establecieron en el estatuto a los que un solicitante de SIV debería seguir para continuar antes de que se le pueda considerar un inmigrante especial y se le otorgue acceso a los Estados Unidos”, explicó Price.
Historia del programa
El Programa SIV fue creado en 2006 bajo la Ley de Autorización de Defensa Nacional. Autoriza la emisión de hasta 50 visas por año para traductores e intérpretes iraquíes y afganos que trabajen para el ejército de Estados Unidos y que cumplan con ciertos requisitos.
Una enmienda a la Sección 1059 amplió el número total de visas a 500 por año solo para los años fiscales 2007 y 2008. En el año fiscal 2009, el número de visas disponibles para esta categoría volvió a 50.
El reglamento indica que el estatus de SIV se concede a los traductores e intérpretes iraquíes o afganos elegibles que hayan trabajado directamente con las Fuerzas Armadas Estados Unidos o bajo la autoridad del Jefe de Misión (COM) en la Embajada de EEUU en Bagdad o Kabul.
Price dijo que a lo largo de la vigencia del programa el gobierno estadounidense “ha acogido a más de 76,000 inmigrantes especiales afganos, es decir, afganos que, con un gran riesgo personal para ellos mismos o para sus familias, han ayudado a las fuerzas armadas y la embajada en Kabul”.
“Solo en los últimos días hemos traído a 2,000 de ellos y la mayoría han comenzado sus nuevas vidas a través del programa de refugiados”, indicó.
Pero un periodista planteó que esos 2,000 mencionados por Price completaron el proceso cuando el gobierno afgano no había caído, la embajada estaba funcionando a su capacidad y el Talibán no había tomado el control del país.

Share