<!--:es-->El “Temo” Blanco: ¿De la cancha a la alcaldía de Cuernavaca?<!--:-->

El “Temo” Blanco: ¿De la cancha a la alcaldía de Cuernavaca?

Trasnochador. Mujeriego. Bromista. De origen muy humilde, no se achica ante nada. Enorme talento en una cancha de fútbol. En otras palabras, ídolo total.
Esa idolatría podría despejar el camino de Cuauhtémoc Blanco a la presidencia municipal, o alcaldía, de Cuernavaca, ciudad de 300.000 habitantes y capital del estado sureño de Morelos, en un país donde los políticos tradicionales no son muy bien vistos.
El “Temo”, como le dicen en México, nunca se dedicó a la política. Pero tiene tres copas mundiales sobre sus hombros y carisma para regalar. Deportista exitoso, condujo un popular programa televisivo y durante un tiempo publicó una columna en la que hacía frecuencia pronunciamientos políticos.
“No le tengo miedo a nadie”, afirmó Blanco, quien se crió entre matones en Tepito, un barrio pesado del centro de la Ciudad de México, pero ganó la pelea con la vida, se hizo rico y famoso y salió con numerosas actrices hermosas, lo que contribuyó a su gran popularidad.
“Voy a luchar por Cuernavaca porque aquí he vivido 10 años y creo que no hemos visto un cambio”, dijo Blanco. “Soy de la gente que quiere trabajo, aquí me van a tener día y noche trabajando para la gente”.
Cuando comenzó a flotar la idea de que se postulase, pocos lo tomaron en serio. Súbitamente, el Partido Social Demócrata se embanderó detrás de él y el sábado, tras una sesión del Consejo Directivo Estatal, lo eligió de forma unánime como su candidato.
“Existió unidad hacia su candidatura”, declaró Eduardo Bordonave, presidente del PSD de Morelos.
Desde que se dio a conocer la precandidatura, la respuesta de algunos partidos opositores no se hizo esperar.
“La política no debe de trivializarse, no es un circo. Yo respeto mucho en el campo de fútbol al señor Cuauhtémoc, pero me parece que los partidos que buscan ese tipo de argucias, no van a recibir más que el rechazo de la gente”, dijo el candidato a la alcaldía del Partido de la Revolución Democrática, Jorge Messeguer. “Me parece fundamental que los partidos propongan respuestas a los ciudadanos con mucha seriedad. Esto no es una cuestión de patadas”.
“Hay quien la toma (a la candidatura) como una payasada, como circo”, expresó Bordonave. “Quien lo diga y sea político, no tiene vergüenza, porque los otros partidos, PRI, PAN y PRD, tienen problemas que deberían darle vergüenza”.
En un país marcado por la corrupción política, los partidos apuestan a menudo a personajes sin experiencia política, incluidos actores y deportistas. De todas estas figuras ajenas a la política, Blanco es la que más atención ha generado.
“Se dice que no tiene preparación para gobernar”, manifestó Bordonave. “Pero Cuernavaca ha tenido presidentes municipales con doctorados y está en la ruina. Yo creo que la tiene porque es un líder y de esos faltan en la política. Se necesita una persona con liderazgo que encabece a un buen grupo de profesionales”.
Blanco se formó y triunfó en el América, uno de los clubes grandes de México, del que es hoy uno de los grandes referentes históricos a pesar de que ganó un solo título con esa divisa, el torneo Clausura del 2005. Militó un par de temporadas en el Valladolid de España, sin tener demasiado impacto, y también en el Fire de Chicago, de la MLS estadounidense.
Disputó con México los mundiales de Francia 1998, Corea y Japón 2002 y Sudáfrica 2010, anotando un gol en cada uno de ellos. Tiene en su haber un campeonato de la Copa Confederaciones en 1999 y dos campeonatos en la Copa de Oro (1996 y 1998). Con 38 goles, es el segundo máximo anotador de la selección, empatado con Javier Hernández.
Pese a que le gustaba la noche, al día siguiente siempre estaba listo para jugar.
A los 42 años, Blanco sigue activo como futbolista. Milita en el Puebla de la primera división, aunque casi no juega. Es posible que tras la formalización de su candidatura se retire definitivamente.
“Para mucha gente puede ser polémica su candidatura, pero yo lo conocí bien y puedo decir que Cuauhtémoc tiene don de gente. Se hace querer dentro de los vestidores y se vuelve en un líder natural”, dijo Manuel Lapuente, quien lo dirigió en América y con el ‘Tri’. “Si es capaz de trasladar todo eso en favor para hacer la transición en la política, no dudo que tendrá éxito”.
“No sé qué tan buen político sea, pero lo que sí sé es que al menos no nos va a robar porque no tiene necesidad”, comentó Armando Herrera, empresario morelense de 44 años. “Hay unos que esperábamos que fueran buenos y resultaron malos, quizá este sea lo contrario”.
A lo largo de su carrera, Blanco se ha visto involucrado en varios episodios polémicos. En los primeros años de su carrera le tiró un puñetazo al rostro al periodista, ahora de la cadena ESPN, David Failtelson, quien en esa época era uno de sus críticos más ácidos. Los puños de Blanco también aparecieron en la cancha durante un clásico nacional que inició una pelea en el torneo Verano 99.
En el Mundial de Sudáfrica, el diario Récord lo sorprendió fumando en una de las ventanas de la concentración a altas horas de la noche y, aunque nunca se confirmó oficialmente, se especula que su primer retiro de la selección se debió a que una noche abandonó una concentración cuando el entrenador era Sven Goran Eriksson y regresó en la madrugada.
Blanco también se hizo notorio por sus festejos tras marcar goles. En 1999, tras anotarle un penal al Celaya se acercó a la línea de meta, se arrodilló y simuló que orinaba como un perro. En la fase previa de Liberadores, que en el pasado enfrentaba a los mexicanos en una eliminatoria, Blanco le marcó un gol al Atlas del argentino Ricardo La Volpe y fue a acostarse frente a su banquillo para ver la expresión del estratega.
Todo eso le dio a Blanco una fama grande en México, que aunada a su calidad en la cancha, lo volvieron un personaje polémico que ahora, al igual que otros deportistas, llevará a la política.
Romario es diputado nacional en Brasil. Su antiguo compañero en la selección brasileña Bebeto es diputado de la asamblea legislativa de Río de Janeiro, a la que llegó con el 60% de los votos. Su connacional Pelé fue ministro de deportes. El italiano Gianni Rivera fue secretario de defensa y miembro del Parlamento Europeo. Otro italiano, Luigi Riva, fue senador. Y el liberiano George Weah fue candidato a la presidencia.
En el mismo México han varios ejemplos, incluidos el de la atleta Ana Gabriela Guevara, senadora y presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios, y el del futbolista Carlos Hermosillo, ex fue titular de la Comisión Nacional del Deporte.
En un sondeo de opinión realizado por el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC), el 54.4% de los encuestados dijo que preferiría que el presidente municipal tuviese formación política y sólo un 14.4% dijo que votaría por Blanco.
El instituto realizó su encuesta telefónicamente el pasado 27 de enero tomando en cuenta una muestra de 600 entrevistados.
Resta por verse si la candidatura de Blanco no es impugnada. Blanco es originario de la Ciudad de México y tiene una casa en Puebla, pero pocos sabían que tenía una casa en Cuernavaca, que se encuentra unos 80 kilómetros de Ciudad de México.
Bordonave, no obstante, asegura que el jugador satisface todos los requisitos para postularse porque “tiene más de diez años con una residencia en Cuernavaca y tenemos toda la documentación para probarlo”

Share