Empresa presenta oferta por frigorífico de Iowa en bancarrota tras redada

Denver.- Una empresa recientemente formada ofertó hoy en una corte federal de Iowa 8,5 millones de dólares para comprar el frigorífico Agriprocessors, donde en 2008 se produjo una masiva redada que dejó cientos de indocumentados arrestados.

La empresa SHF Industries realizó la oferta ante la Corte de Bancarrotas en Cedar Rapids. Tras el trámite, la abogada Anita L. Shodeen se negó a revelar la identidad de los dueños de la compañía, aunque afirmó que entre esos empresarios no figura el dueño de una empresa canadiense que también buscaba comprar el frigorífico.

El anonimato de los dueños de la nueva compañía está garantizado por las leyes de Iowa que no requieren que se enumeren en documentos públicos los nombres de los gerentes o dueños de una sociedad de responsabilidad limitada.

Por su parte, Joe Sarachek, a cargo de la bancarrota de Agriprocessors, comentó que aún falta resolver “algunos elementos” en el proceso de la venta del establecimiento, pero confió que la transacción podría completarse la próxima semana.

Sarachek comentó que la decisión final la tomará el juez a cargo del caso el 15 de julio y, si el magistrado acepta formalmente la propuesta de SHF, la nueva compañía compraría Agriprocessors por una tercera parte del precio originalmente pedido.

Por separado se pondrá a la venta las propiedades de Agriprocessor en Nebraska, Nueva York y en Florida y gran parte del equipo del frigorífico, que no fue incluido en la oferta de SHF, debido a que es equipo alquilado, pero no de propiedad del frigorífico.

La abogada Shodeen aseveró que la meta de SHF es “continuar y expandir” las operaciones de Agriprocessors en su sede en Postville, donde el 12 de mayo del 2008 agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) arrestaron a 389 personas, mayormente de México y de América Central, que luego fueron procesadas y deportadas en las semanas siguientes al operativo.

Entre julio y noviembre del 2008, autoridades estatales y federales arrestaron a varios gerentes del establecimiento, acusándolos de contratar a sabiendas a personas indocumentadas y de no cumplir con las leyes vigentes de trabajo de menores.

Dos de los empleados jerárquicos se declararon culpables y los otros aguardan sus juicios.

En octubre del año pasado la mesa directiva de Agriprocessors inició el procedimiento de bancarrota y el frigorífico dejó operar definitivamente en enero del 2009, cuando terminó el procesamiento de las aves que quedaban en el lugar.

Hasta el 2007, Agriprocessors generaba más de 100 millones de dólares al año por la venta y distribución de carnes kosher (preparadas según el tradicional ritual judío).

Share