En 2020 podría ocurrir un colapso  “catastrófico” del mercado si este   indicador cae sorprendentemente

En 2020 podría ocurrir un colapso “catastrófico” del mercado si este indicador cae sorprendentemente

colapso

El mercado laboral de Estados Unidos tendrá que mantenerse sólido en 2020 o el mercado de valores podría terminar desplomándose.
Este escenario podría producirse fundamentalmente en el primer semestre del año, tras la desaceleración del mercado a finales del 2019 que ha influido en el Nasdaq Composite, el Promedio Industrial Dow Jones y el S&P 500.
“Las acciones de Estados Unidos se encuentran ligeramente sobrevaloradas, pero todavía existen motivos para que se mantengan así”, le aseguró el corredor de bolsa de CME, Bob Iaccino, a Yahoo Finanzas. “Sin embargo, si se produce un ligero descenso laboral en enero y febrero, podría significar una caída catastrófica para los mercados de valores”.
Iaccino asegura que muchos operadores institucionales han comenzado a vender acciones con fuerza y a apostar por algunas opciones de venta, una señal que revela el temor a que la recuperación se ralentice a inicios de 2020 por cualquier motivo. Cuando alguien compra opciones de venta, está disminuyendo el precio de una acción o índice.
La lógica tras la llamada de atención al mercado de Iaccino es sólida, aunque es poco probable que se produzca una caída “catastrófica” en las acciones tras un ligero declive del mercado laboral para 2020.
Una de las historias más sorprendentes de 2019 se refiere a la resistencia del mercado laboral de Estados Unidos en medio de la creciente incertidumbre que viven las empresas estadounidenses, la cual ha afectado el gasto en capital y las ganancias como resultado de la guerra comercial con China. Los empleadores crearon una media de 193 000 empleos mensuales en el tercer trimestre. La creación de empleo en noviembre ascendió a la impresionante cifra de 266 000 mientras que los datos de octubre aumentaron en 28 000.
La tasa de desempleo ronda los mínimos en los últimos 50 años.
Esa resistencia del mercado laboral y los tres recortes de tipos que realizó la Reserva Federal este año han añadido leña al fuego de un mercado alcista que ya lleva 10 años de bonanza.

Altas expectativas

En la actualidad, los inversores esperan que el doble efecto de tasas bajas y un mercado laboral sólido aumenten el gasto de los consumidores el próximo año, como sucede en el comercio de acciones que se encuentra por encima de las valoraciones históricas, por lo que es probable que cualquier desviación de la misma genere una rápida obtención de ganancias. En este caso, es probable que el sentimiento del mercado refleje que la Reserva Federal se está quedando sin balas en el frente para reducir los tipos, algo que nunca se ha visto positivamente, y que la economía no está retrocediendo tan rápido como se había valorado en el precio de las acciones.
En lo que respecta a la posibilidad de que se produzca una caída del mercado laboral a inicios del 2020, no habría que buscar más allá del gasto en capital. La inversión empresarial ha disminuido a un ritmo del 1 % desde el segundo hasta el cuarto trimestre, según señalaron los estrategas de Goldman Sachs. Actualmente, el mercado considera que el gasto en capital está a punto de acelerarse en 2020 tras la primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. Pero todavía no se trata de un hecho consumado, dado que entramos en un año electoral y las condiciones comerciales entre la administración Trump y los socios clave no son precisamente ideales.
En otras palabras, la mejora del gasto en capital por parte de las empresas es tan solo una parte de la historia ahora mismo.
“Otro riesgo a considerar sería una desaceleración económica más profunda. Se ha producido una pausa en el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, pero cualquier escalada material de las disputas comerciales globales podría socavar el sentimiento del mercado y acortar la recuperación esperada en la fabricación y el gasto en capital que sustenta nuestras proyecciones tácticas”, advirtió el vicepresidente de BlackRock, Philipp Hildebrand.
Sin duda, la mención de Iaccino de una disminución catastrófica de las acciones en caso de que las cifras de empleo disminuyan es la opinión minoritaria en Wall Street de cara al 2020.
La mayoría de los estrategas de los grandes bancos se están preparando para un año de ganancias bajas de un solo dígito, acciones respaldadas por las bajas tasas de interés y un mercado laboral saludable. Por su parte, Goldman Sachs espera que el PIB real de Estados Unidos aumente a un 2,4 % en 2020 del 2,2 % en 2019. Los estrategas de Goldman esperan que el mercado laboral genere un promedio de 156 000 empleos mensuales y que la tasa de desempleo baje al 3,3 % del 3,7 % que se encuentra este año.
Así que si quieres que el mercado se mantenga estable, reza porque se generen 156 000 empleos al mes.

Share