<!--:es-->En el 2008 Exigen Sustituto de Bush!<!--:-->

En el 2008 Exigen Sustituto de Bush!

Washington DC, Estados Unidos.- Estados Unidos enfrentará, en 2008, un histórico proceso electoral que pondrá fin al mandato de ocho años del Presidente George W. Bush, en medio de creciente pesimismo por la guerra en Iraq, pero más por el estado de la economía más poderosa del mundo.

Con el Partido Republicano en niveles bajísimos, según las encuestas, los demócratas no quieren perder la oportunidad de volver a la Casa Blanca y podrían postular, por primera vez, a una mujer, Hillary Clinton, o a un afroamericano, Barack Obama.

Pero, a diferencia de 2007, cuando Iraq fue el centro de la disputa política, parece que la economía tomará su lugar, con los más recientes sondeos que evidencian el temor de 70 por ciento de los votantes ante una posible recesión.

“Pienso que la economía realmente se está colocando al frente con la caída en la vivienda, la crisis hipotecaria, la crisis crediticia”, aseguró Chuck Todd, director de análisis y estrategia política de NBC News.

“Pienso que la mayoría de las elecciones se tratan de ‘elecciones en torno al bolsillo’, a menos de que el bolsillo esté lleno o a menos de que una guerra esté yendo muy mal. Y la verdad es que Iraq ha desaparecido de los encabezados”, agregó.

Pero, si bien Iraq puede repuntar en atención con apenas una semana de duras bajas, el estado de la economía parece que será un factor permanente, no sólo en 2008, sino durante la nueva Administración.

“Sacar al país de Iraq podrá ser una tarea más sangrienta, pero poner en orden la casa económica de Estados Unidos será difícil y tomará años”, afirmó el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, en la edición de diciembre de Vanity Fair.

Bush deja una deuda pública que ha crecido en 70 por ciento en su mandato y un déficit fiscal de 3.6 por ciento del PIB.

“Quienquiera que sea el que se mude a la Casa Blanca, en enero de 2009 va a enfrentar un conjunto nada envidiable de circunstancias económicas”, indicó Stiglitz, quien también fuera asesor económico del ex Presidente Bill Clinton hasta 2000.

Por eso, para el abanderado republicano, ya sea el ex Gobernador de Massachusetts Mitt Romney, el ex Alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, el senador John McCain, o algún otro, el reto en la elección de noviembre será inyectar optimismo bajo el pesado manto de la era Bush.

Share