Enfócate en tareas mensuales para que alcances tus metas de dinero este 2020

Enfócate en tareas mensuales para que alcances tus metas de dinero este 2020

Enfócate

Un año se construye un día a la vez. Son esos martes en los que no encuentras un momento y esos domingos en los que finalmente te puedes relajar.
Enfocarte en pequeñas acciones de forma consistente te pueden llevar lejos, ya sea que quieras entrenar para una maratón, limpiar tu cochera o comenzar a practicar un hobby. Esto es especialmente cierto para las metas relacionadas con tu dinero, para las cuales los hábitos diarios pueden generar grandes recompensas.
Pero si bien es popular fijarse resoluciones monetarias de Año Nuevo — con el 84% de los estadounidenses estableciendo este tipo de metas, de acuerdo con una encuesta de NerdWallet realizada por The Harris Poll en 2017 — también es común abandonarlas. Más del 20% de los encuestados incumplieron sus resoluciones habiendo pasado dos semanas de iniciado el año, y más de la mitad falló en alcanzar algunas o todas sus metas de dinero.
Sin embargo, tú puedes desafiar esas cifras. Para cumplir con tus grandes metas económicas del 2020, enfócate en períodos de meses y días.

1.- Conoce tu dinero y escoge tu meta

Haz una revisión inicial y ten un entendimiento detallado de tu entrada de efectivo o cash. Tendrás una mejor oportunidad de mejorar tus finanzas cuando conoces por dónde empezar. Una manera fácil de hacerlo es utilizando el presupuesto 50/30/20, donde la mitad de tu ingreso cubre tus necesidades, el 30% se destina a lo que deseas y el 20% va a tus deudas y ahorros.
Usa lo que aprendiste al hacer ese análisis para decidir y establecer tu resolución monetaria, siendo lo más específico y realista que puedas. Si deseas pagar una deuda, por ejemplo, redacta una lista con cada cuenta, su balance, su pago mensual y su tasa de interés.
“Cualquiera sea tu meta, esta se debe poder seguir y cuantificar”, dice Levi Sánchez, fundador de Millennial Wealth, una firma de planificación financiera basada en Seattle. “Si dices que quieres pagar tus préstamos estudiantiles este año, ¿qué significa eso realmente? ¿Cuánto pagarás cada mes?”.

2.- Establece metas mensuales

Divide tu meta en tareas más pequeñas. Enumera las acciones que puedes tomar mensualmente e incluso semanalmente que permitirán que alcances tu meta para fin de año.
“Las personas abordan las resoluciones como si se tratara de un esprint rápido cuando la realidad es que se trata de una maratón”, dice Lauren Anastasio, una planificadora financiera certificada en SoFi, un prestamista que ofrece servicios online. “Cada vez que tengas una meta en mente, divídela en tantas pequeñas metas como puedas. Sentirás que cumpliste y tendrás más momentum cada vez que tachas algo de tu lista”.
Para lograr un fondo de emergencia de $1,000, por ejemplo, deberás ahorrar un poco más de $80 cada mes. Si estás decidido a saldar tus tarjetas de crédito, divide el balance actual entre 12 para ver qué pago deberás hacer cada mes para lograr tu meta, haciendo los ajustes para el pago de intereses de ser necesario.

3.- Construye hábitos diarios

El manejo diario de tu dinero es la base para alcanzar tus metas. Construye hábitos que hagan más fácil el cumplir con tus metas mensuales de dinero.
Para que mejores a la hora de ceñirte a tu presupuesto, por ejemplo, dedica un tiempo al final de cada día para revisar cuánto gastaste y cuán bien seguiste tu presupuesto. Automatiza el pago de tu deuda y la contribución a tus ahorros en la medida que puedas.

“En el establecimiento de buenos hábitos monetarios mucho tiene que ver con conocer tus necesidades versus lo que quieres y con tener un plan de gastos para que conozcas las obligaciones con las que estás cumpliendo”, dice Paul Golden, director gerente de comunicaciones de la organización sin fines de lucro National Endowment for Financial Education. “Soy un gran entusiasta de automatizar las cosas para que el hábito sea una cosa casi obligada”.

4.- Date un respiro… y una recompensa

Cosas pasan. Puede que hayas fijado un pago de deuda específico, y entonces se daña la transmisión de tu auto y ello afecta tu presupuesto mensual. Date la flexibilidad para ajustar tu plan en lugar de rendirte.
“Uno de los beneficios de dividir tu meta en mini metas es que, si incumples con una pieza, no sientes que fallaste en todo”, dice Anastasio. “Siempre se trata de cómo definiste las metas trazadas y de darte un nuevo inicio cada mes”.
Y recompénsate cuando alcanzas hitos, como elegir un asesor online (conocidos como robo-advisors) para comenzar a invertir o cuando te ciñes a tu presupuesto un mes. Lograr las resoluciones monetarias no es tarea fácil.
“Veo que las personas no celebran las pequeñas cosas”, dice Tania Brown, planificadora financiera certificada basada en Georgia. “Es un gran logro cuando un mes no elevaste ninguna de tus deudas de tarjeta de crédito”.

Share