Es lavador para EEUU y litiga en México

Estados Unidos lo consideró en 2012 como un importante lavador de dinero del Cártel de Sinaloa, pero en México es el abogado que logró la libertad de Rafael Caro Quintero.

El 24 de julio de 2012, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC por su siglas en inglés) incluyó a Juvencio Ignacio González Parada en su «lista negra» de lavado de activos.

Los estadounidenses lo señalaron como un blanqueador de activos de Joaquín «El Chapo» Guzmán, Ismael «El Mayo» Zambada y Juan José Esparragoza Moreno, «El Azul», al jugar un rol clave en las inversiones de la familia de este último en el sector inmobiliario.

Sin embargo, este «hombre de negocios» fue el que promovió en México un amparo que a la postre le abrió las puertas de la prisión a Caro Quintero el pasado 9 de agosto.

De acuerdo con el amparo directo 180/2011, González Parada es quien presentó el juicio de garantías que le fue concedido al capo sinaloense en el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de Jalisco, el cual le valió su libertad.

En la ponencia de este amparo, la Magistrada Rosalía Isabel Moreno Ruiz planteó cancelar la condena de 40 años de prisión a Caro Quintero porque sostuvo que el homicidio del ex agente de la DEA Enrique Camarena no era un delito federal, al no estar acreditada su calidad de agente consular o diplomático.

Este planteamiento, aprobado por sus colegas, llevó a que el Segundo Tribunal Unitario Penal de Guadalajara ordenara la libertad inmediata del capo, cuya salida del Penal Estatal de Jalisco fue ocultada a la PGR durante ocho horas.

Cuando Caro Quintero puso fin a su reclusión, el Departamento del Tesoro estadounidense llevaba más de un año difundiendo la fotografía del abogado González Parada, a quien identifica como originario de Tepeaca, Puebla, donde nació el 9 de enero de 1947.

Las autoridades implicaban al abogado en algunas empresas donde eran propietarios o socios María Gastelum Payán, una de las esposas de «El Azul», y sus cuatro hijos.

El Gobierno de Estados Unidos, en específico, señaló al abogado de tener la operación de las empresas de bienes raíces Grupo Cinjab, S.A. de C.V., Grupo Impergoza, S.A. de C.V. y Urbanizadora Nueva Italia S.A. de C.V., en Jalisco.

En un comunicado del 10 de octubre de 2012, el Tesoro indicó que González Parada era el propietario y administrador de Urbanizadora Nueva Italia, dedicada a la venta de casas en el conjunto inmobiliario Provenza Residencial.

Esta última, ubicada en Tlajomulco de Zúñiga, en la zona conurbada de Guadalajara, ya había sido designada previamente por Estados Unidos en la «lista negra» de personas y empresas que supuestamente lavan dinero, porque estaba «controlada por Juan José Esparragoza Moreno».

De acuerdo con esta información, la inmobiliaria Grupo Cinjab administra propiedades en Tlajomulco de Zúñiga, junto con Provenza Residencial.

En cuanto a Grupo Impergoza, la información del Departamento del Tesoro señala que administra el centro comercial Provenza Center y el parque industrial La Tijera Parque Industrial.

Pese a estos señalamientos contra el defensor de Caro Quintero, fuentes de la PGR dijeron que González Parada no cuenta con una orden de aprehensión en México y tampoco existe una orden de detención provisional con fines de extradición a Estados Unidos.

Share