<!--:es-->Estados Unidos aseguró que no negociará con Cuba la entrega de Guantánamo<!--:-->

Estados Unidos aseguró que no negociará con Cuba la entrega de Guantánamo

La secretaria de Estado adjunta de EEUU para Latinoamérica, Roberta Jacobson, rechazó que la devolución del territorio de la Base Naval estadounidense de Guantánamo se esté considerando en los diálogos sobre el acercamiento con Cuba.
«El asunto de Guantánamo no está sobre la mesa en estas negociaciones», aseguró Jacobson en una audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU, titulada «Cuba: Abordando el súbito giro de la Administración».
Con esta rotundidad, Jacobson, que encabeza la representación del Gobierno estadounidense en las conversaciones con las autoridades cubanas para el deshielo de las relaciones, descartó cualquier posibilidad de que Washington utilice esa zona, donde se halla también la prisión de máxima seguridad de Guantánamo, como una moneda de cambio.
Los legisladores preguntaron en diversas ocasiones a la diplomática por esta cuestión después de que la semana pasada el presidente cubano, Raúl Castro, reivindicara esa parte del territorio de la isla durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Costa Rica.
Al hablar en Costa Rica, Castro señaló que sin la devolución de este territorio el proceso de normalización de relaciones entre ambos países quedará trunco.
Indicó además que Estados Unidos debe poner fin a las transmisiones de Radio y Televisión Martí -el canal propagandístico de Estados Unidos dirigido a la isla-, así como compensar a la isla por el daño provocado por el embargo comercial.
La representante cubanoestadounidense Ileana Ros-Lehtinen, una de las más escépticas sobre la idoneidad de esta nueva política hacia Cuba, consideró en su intervención que dicho llamado por parte de Castro constituye otra provocación hacia Washington de su régimen.
Días antes el portavoz de la Casa Blanca, Josh Ernest, anunció que el Gobierno de Estados Unidos no devolverá a Cuba el territorio de la base naval de Guantánamo situada al sudeste de la isla caribeña. «Obama piensa realmente que la prisión debe ser cerrada. Pero la base naval no es algo que deseemos cerrar», sostuvo Earnest.
Earnest señaló que el restablecimiento de relaciones no significa la conclusión del proceso de normalización, haciendo notar la larga lista de diferencias que existen entre los valores que promueven Estados Unidos y Cuba.
Estados Unidos alquiló a Cuba el territorio donde se encuentra la Base Naval en 1903 y, aunque en los años 80 cambiaron y actualizaron las condiciones del arriendo, el Gobierno de Castro no ha aceptado los pagos al reivindicarlo como suelo ocupado.
Washington y La Habana anunciaron el pasado 17 de diciembre el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, en busca de un nuevo planteamiento bilateral.
A lo largo del próximo mes se espera que se lleve a cabo una segunda ronda de negociaciones después del primer viaje, liderado por Jacobson hace dos semanas a la isla, el cual constituyó la primera visita de una delegación del Gobierno estadounidense en décadas a territorio cubano.
La Administración del presidente de EEUU, Barack Obama, defiende que la política de embargo hacia Cuba vigente durante los últimos 50 años no ha funcionado, y ha pedido un levantamiento de las restricciones que, en última instancia, dependen del Congreso.

Share