Estalla bomba durante gira de Cheney

Bagram, Afganistán.- Un atacante suicida detonó hoy una bomba en la entrada de la principal base militar de Estados Unidos en Afganistán durante la visita del Vicepresidente estadounidense Dick Cheney, matando a por lo menos 14 personas y lesionando a más de 10.

El Talibán se atribuyó la responsabilidad del ataque y dijo que Cheney era el blanco.

El portavoz de Cheney dijo que el Vicepresidente estaba bien y se reunió posteriormente con el Presidente Hamid Karzai en la capital, Kabul, antes de salir del país.

Periodistas en el lugar del atentado dijeron que vieron al menos 12 cadáveres en bolsas negras y el traslado de ataúdes de madera de la zona de la base a un mercado cercano, donde centenares de afganos se congregaron luego del estallido.

El mayor William Mitchell dijo que al parecer la explosión no tuvo el propósito de amenazar al Vicepresidente.

“No estaba cerca del lugar de la explosión”, afirmó. “Cheney estaba seguro dentro de la base al momento del estallido”.

Sin embargo, un presunto vocero del Talibán, Qari Yousef Ahmadi, aseguró que Cheney era el objetivo del ataque y dijo que éste fue perpetrado por el afgano Mullah Abdul Rahim de la provincia de Logar.

“Sabíamos que Dick Cheney estaría en la base”, expresó Ahmadi por teléfono desde un lugar no revelado. “El atacante trataba de llegar hasta Cheney”.

La explosión ocurrió cerca del primero de los al menos tres puntos de revisión que los vehículos deben pasar antes de ingresar a la base de Bagram, lo cual significa que el atacante no llegó a estar cerca de la ubicación de Cheney.

“Tenemos una seguridad elevada aquí todo el tiempo. Nuestras medidas de seguridad estaban en marcha y el asesino nunca tuvo acceso a la base”, dijo el teniente coronel James E. Bonner, comandante de operaciones en la instalación.

“Cuando supo que no podría ingresar a la base, atacó a la población local”.

El atentado no fue el primero dirigido al parecer contra un alto funcionario estadounidense en Afganistán. En enero del año pasado, un miliciano se hizo volar con una bomba en la provincia de Uruzgan durante una visita supuestamente secreta del embajador de Estados Unidos. El ataque mató a 10 afganos.

Cheney, que había pernoctado en Bagram, salió de la base unas dos horas después de la explosión que ocurrió a las 10:00 horas locales.

El estallido levantó una columna de humo que fue visible desde el interior de la instalación militar para los periodistas que acompañan al Vicepresidente. Las autoridades militares estadounidenses declararon la “alerta roja” en la base. “El Vicepresidente está bien”, dijo su vocera Lea Anne McBride.

Cheney voló en avión a Kabul, 50 kilómetros al sur de Bagram, para reunirse con Karzai luego que su encuentro programado para ayer fue cancelado debido a que el mal tiempo impidió el viaje del Vicepresidente a la capital afgana.

Share