“Estoy preparado para testificar”  en el juicio  político a Trump, asegura  John Bolton

“Estoy preparado para testificar” en el juicio político a Trump, asegura John Bolton

Asegura

John Bolton, exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca con conocimiento clave de los hechos que rodearon el freno de la ayuda a Ucrania, dijo este lunes que está dispuesto a testificar en el juicio político contra el presidente Donald Trump en el Senado.
El anuncio de Bolton se da precisamente cuando los congresistas retomaron funciones tras un receso de Navidad de dos semanas en el que no lograron ponerse de acuerdo o, al menos, acercar posiciones sobre los términos del juicio político.
El hecho de que Bolton exprese su disposición a aparecer frente la Cámara Alta pone en aprietos a los republicanos, como el líder senatorial Mitch McConnell, que ha rechazado que el proceso arranque llamando a testigos que puedan arrojar nuevas luces sobre qué sucedió en los días en los que la Casa Blanca pidió frenar ayuda por unos $400 millones a Ucrania a cambio de favores políticos al presidente, específicamente investigar al hijo de Joe Biden.
“Como mi testimonio está nuevamente en disputa (…) he determinado que, si el Senado emite un pedido para que testifique, estoy preparado para testificar”, dijo Bolton en un comunicado.
Luego de que la Cámara de Representantes aprobó imputar a Trump por abuso de poder y obstrucción al Congreso, el inicio del juicio político quedó en suspenso en medio de la disputa entre republicanos y demócratas.
Por un lado, los demócratas quieren solicitar documentos y llamar testigos cercanos a la administración de Trump, como el jefe de gabinete, Mick Mulvaney, y el mismo Bolton. Por el otro, los republicanos buscan que el proceso siga la línea del juicio político contra el expresidente Bill Clinton y que se espere a que los asesores de la Cámaba Baja y del presidente pronuncien sus argumentos de apertura para entonces luego decidir sobre qué testigos serán llamados
La presión que afrontan los republicanos tras el comunicado de Bolton comenzó a sentirse rápidamente. El líder de la minoría demócrata en la Cámara Alta, Chuck Schumer, aseguró en un comunicado que cualquier republicano que se oponga al testimonio de Bolton estaría participando en un “encubrimiento”.
“John Bolton de forma correcta reconoció que debe cumplir, si se emite, con un pedido del Senado para que testifique. Ahora corresponde que cuatro senadores republicanos apoyen el que se traiga al señor Bolton”, afirmó Schumer en su comunicado, de acuerdo con The Hill.

“Debido a que los abogados del señor Bolton han dicho que él tiene nueva información relevante que compartir, si cualquier senador republicano se opone a que se cite a los cuatro testigos y se pidan los documentos que hemos solicitado estaría absolutamente claro que están participando de un encubrimiento”, agregó.

“Un acuerdo de narcos”

Bolton resulta un testigo crucial pues sería el exfuncionario más cercano en ofrecer su recuento de las conversaciones relacionadas con el demorado desembolso de la ayuda a Ucrania. Y, según lo relatado por otros testigos, estaba profundamente preocupado por las conversaciones que se daban entre funcionarios de Ucrania y de Estados Unidos.
En una de las audiencias de la investigación del ‘impeachment’ en la Cámara Baja, una diplomática que estaba bajo su mando contó que, tras una reunión, Bolton le pidió ir con los abogados y dejarles saber que no sería parte del “acuerdo de narcos” que tramaban el embajador ante la Unión Europea, Gordon Sondland, y el jefe de gabinete Mulvaney.
“La instrucción específica era que fuese con los abogados, a John Eisenberg, nuestro asesor sénior del Consejo de Seguridad Nacional, para decirle básicamente: ‘Dile al embajador, Bolton no es parte de esto, de este acuerdo de narcos que Sondland y Mulvaney están cocinando’”, testificó Fiona Hill, experta en Rusia del Consejo Nacional de Seguridad. Para Hill, Bolton se refería al asunto ucraniano.
Ese día, Hill expresó la frustración que sentían cuando las comunicaciones entre Washington y Kiev pasaron a fluir por “dos canales”, el oficial y otro liderado por Sondland. Fue para ese tiempo que Bolton le encomendó hablar con los abogados del gobierno.

Share