Estrenan en Medellín escaleras eléctricas

Bogotá.- La ciudad de Medellín, la segunda más importante de Colombia, sigue marcando la pauta en la región en materia de obras urbanísticas de marcado acento social.
A los emblemáticos parques-biblioteca y al «Metrocable», sistema teleférico de transporte colectivo que literalmente rompió la marginalidad de algunos barrios que cuelgan de las montañas circundantes, se vino a sumar un pionero conjunto de escaleras eléctricas al aire libre en la llamada Comuna 13.
Tras inaugurar protocolariamente la obra, el Alcalde Alonso Salazar presumió que son las primeras de su tipo (instaladas en un sector marginal) en el mundo y que autoridades de Río de Janeiro, Brasil, se han mostrado interesadas en el sistema para replicarlo en las favelas.
Con 384 metros de largo, en seis tramos dobles para subir y bajar, la obra recién inaugurada, a la que faltan varios acabados, desató toda una romería en los habitantes del barrio Las Independencias 1.
«Son una inversión para toda la comunidad y espero que las cuidemos bastante», dijo al diario local El colombiano Gloria Quinceno, habitante del deprimido sector.
«Hermosas, sobre todo para las personas minusválidas, para los ancianos, gente discapacitada, y estamos encantados», secundó María Eugenia Arias, una de las beneficiadas.
«Son muy importantes estas escaleras en una Comuna como ésta, pero también es muy importante acompañarlo de otras cosas, como en el aspecto social, económico, cultural y educativo, para que todo esto pueda engranar en el sistema de una Comuna», complementó John Fredy Asprilla, otro habitante.
Antes de su construcción y puesta en funcionamiento, para algunos habitantes con alguna discapacidad física, la imposibilidad de subir o bajar los más de 350 escalones de cemento (que en algunos tramos eran sólo tierra) equivalía prácticamente a su confinamiento, así que fueron ellos quienes más celebraron la obra.
Las escaleras públicas, de carácter gratuito, beneficiarán a unas 12 mil personas. De gran potencia mecánica, podrán transportar a los usuarios con todos los peldaños ocupados, precisaron funcionarios locales.
Siguiendo la filosofía promovida por Sergio Fajardo, antecesor de Salazar, de ofrecer lo más bello a los más humildes, la obra en su conjunto, con acabados en acero inoxidable, requirió una inversión equivalente a 6.72 millones de dólares.
Paralelamente a las eléctricas, corren escaleras tradicionales en caso de que los usuarios las requieran.

Share