Estudiantes de cine fueron sacrificados cruelmente!

Estudiantes de cine fueron sacrificados cruelmente!

Sacrficados cruelmente y desaparecidos con ácidos!

Los estudiantes de cine que desaparecieron el pasado 19 de marzo en el occidental estado mexicano de Jalisco, fueron asesinados y sus cuerpos diluidos en ácido, según informó este lunes por la noche la Fiscalía General del estado en conferencia de prensa.
El titular de la Fiscalía, Raúl Sánchez, dijo que horas antes informó a los familiares de los estudiantes que fueron aparentemente ejecutados por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que opera en esta región del país.
El hallazgo fue anunciado luego de practicar exámenes genéticos a los restos humanos localizados en un predio de la colonia Rancho de la Cruz en el municipio de Tonalá.
La investigación los llevó a la detención de dos presuntos responsables del asesinato.
Desde la Fiscalía detallaron que los jóvenes recibieron golpizas en interrogatorios y que “ya sin vida, disolvieron sus cuerpos en ácido” para ocultar evidencia.
“ Las líneas de investigación de la Fiscalía cuenta con múltiples elementos de prueba que son gravesde que los estudiantes fueron privados de su libertad con la finalidad de dañarlos, para quitarles la vida y posteriormente sus cuerpos fueron disueltos en ácido para que no quedara rastro de ellos”, indicaron las autoridades.
La jefa de la investigación, Lizette Torres, informó que los dos detenidos han sido identificados como Omar y Gerardo, aunque sus apellidos no se difundieron, y presuntamente están vinculados al CJNG.
En la declaración de los detenidos se infiere que los tres jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos fueron disueltos en ácido, dijo la responsable de la investigación.
Los estudiantes Javier Salomón, Daniel Díaz y Marco Ávalos, de la Universidad de Medios Audiovisuales (Caav) fueron vistos por última vez el 19 de marzo cuando se los llevó un grupo armado que se identificó como parte del cuerpo de policía de la Fiscalía local.
El pasado 19 de abril, al cumplirse un mes de la desaparición de los tres estudiantes, lanzaron un operativo en diversas zonas de Tonalá que les permitió encontrar en una casa tres contenedores con productos químicos.
Estos recipientes estaban distribuidos en distintas habitaciones en las que también se encontraron manchas de sangre y tras revisarlos la policía confirmó que contenían restos humanos que podían corresponder a los estudiantes.
Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años, Daniel Díaz, de 20, y Marco Ávalos, también de 20, se encontraban grabando un cortometraje escolar cuando, a su regreso a la ciudad, fueron rodeados por varios sujetos con armas largas. De acuerdo con el testimonio que una de las jóvenes que viajaba con ellos dio a un diario local, estos hombres los interceptaron y les ordenaron que se tiraran al suelo.
“Se bajan unos sujetos, con pistolas, armas largas, y nos dicen que son de Fiscalía y que nos tiráramos al suelo… Ya cuando levanté la cabeza, vi que ya no estaban las camionetas ni ellos”, aseguró.
Los jóvenes desaparecidos son originarios de Mexicali, Tepic y Los Cabos, sin embargo, viven en la zona metropolitana de Jalisco para estudiar cinematografía.

Share