Exigen retiro de demanda contra DACA, pero Texas insiste que el programa es ilegal

Exigen retiro de demanda contra DACA, pero Texas insiste que el programa es ilegal

DACA fue creado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama. Los estados demandantes argumentan que el expresidente abusó de su poder ejecutivo para cambiar la ley de inmigración sin la autorización del Congreso.
Una de las principales organizaciones activistas que apoyan a la comunidad inmigrante de Estados Unidos pidió el jueves a los 10 estados que en mayo se opusieron con una demanda a la restitución de la Acción Diferida de 2012 (DACA), que retiren sus acusaciones porque carecen de argumento y confunden a los beneficiarios del programa.
El Fondo Educativo y de Defensa Legal Mexicano-Estadounidense (Maldef), dice que un reciente fallo emitido por un juez federal del Distrito de Columbia le quita peso a los alegados presentados por los detractores del programa.
DACA fue cancelado el 5 de septiembre del año pasado por orden del presidente Donald Trump. Sion embargo, el 9 de enero una corte federal de California ordenó el restablecimiento del programa, pero advirtió que los dreamers que no se encontraban inscritos no podían solicitar el amparo de sus deportaciones.
El 13 de febrero una segunda corte, esta vez de Brooklyn, Nueva York, emitió un segundo fallo similar al de California.
La fecha elegida por el gobierno para cancelar el programa fue determinada por una advertencia hecha antes por el estado de Texas, quien amenazó con demandar al gobierno por la vigencia del programa que, a su juicio, es ilegal.

DACA fue creado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama. Los estados demandantes argumentan que el expresidente abusó de su poder ejecutivo para cambiar la ley de inmigración sin la autorización del Congreso.
El fallo de abril

Si bien los dictámenes de California y Brooklyn inquietaron a Texas y los otros nueve estados, la prohibición de aceptar nuevas solicitudes fue suficiente para no reactivar los esfuerzos por demandar al gobierno.
El 24 de abril la corte federal de Washington D.C. (Distrito de Columbia) falló a favor de restituir el programa en su totalidad, estableciendo un plazo de 90 días para que el gobierno presente nuevos argumentos acerca de por qué no debe aceptar nuevas solicitudes.
Una semana después, el 1 de mayo, Texas y otros seis estados (luego se sumaron tres), demandó al gobierno de Trump por la vigencia de DACA, programa que, insisten, es ilegal e inconstitucional.
La demanda no le exige al gobierno que expulse a algún beneficiario del programa, pero pide a las autoridades federales de inmigración que dejen de emitir o renovar los permisos en el futuro.
Maldef, sin embargo, advierte que si bien el fiscal general de Texas, Ken Paxton, en varias ocasiones ha dicho que la demanda no constituye una amenaza para los actuales beneficiarios de DACA, sino solo para los futuros nuevos candidatos del programa, el peligro existe, porque “en su demanda, Texas desafía el programa en su totalidad, incluida la búsqueda de detener cualquier renovación para los destinatarios actuales”, dice Thomas A. Saenz, presidente de la organización.
Sáenz agrega que el fiscal general de Texas “está interesado en que la gente crea, de manera incorrecta, que no está haciendo nada para amenazar a los inmigrantes que están trabajando” con una autorización otorgada bajo el amparo de DACA.

Decisión clave

El fallo del 24 de abril fue en respuesta a una demanda encabezada por la mexicana María Perales, una dreamer de la Universidad de Princeton y Microsoft.
La semana pasada, tras revisar la estrategia, el grupo presentó un recurso al juez John Bates, que preside la corte federal del Distrito de Columbia, que no se opondrán a la decisión anunciada por el Departamento de Justicia de rechazar la recepción y tramitación de peticiones de DACA de soñadores que antes no habían solicitado el amparo.
Tres días después, el viernes, en un segundo fallo Bates ratificó el dictamen del 24 de abril que restituye DACA, pero exime al gobierno de aceptar nuevas solicitudes.
“Si detener nuevas aplicaciones de DACA era el principal interés de Paxton, entonces los estados deberían retirar la demanda”, dice Sáenz. “Pero Paxton no ha hecho nada” hasta ahora, agrega.
El fallo del juez Bates es positivo, le da un respiro al programa”, dijo la semana pasada a Univision Noticias Juan Manuel Guzmán, director de asuntos legislativos de United We Dream (UWD).
Algunos dreamers ven la estrategia y el segundo fallo de Bates como un alivio que aleja las posibilidades de una nueva apelación por parte del Departamento de Justicia.

Qué dice Texas

La Procuraduría de Texas aclara que ha habido cierto grado de confusión en la manera en cómo se entiende la demanda de los 10 estados en contra de DACA.
“Lo que está desafiando Texas y los demás estados que participan en la demanda, es la totalidad del programa, la constitucionalidad de este. Ese es el enfoque de nuestra demanda”, dijo a Univision Noticias Teresa Farfán, encargada de las relaciones con la prensa en español de la Procuraduría General de Texas. “En cambio quienes lo defienden, demandaron la decisión que tomó el presidente Trump de cancelar DACA. Son cosas totalmente distintas”, agregó.
“Ese es el enfoque de nuestra demanda”, puntualizo Farfán. “Lo que se busca con nuestra acción legal, es que se detenga el programa en su totalidad. No estamos pidiendo que deporten a todo el mundo o que se quiten los permisos de trabajo que ya se dieron, sino que se elimine el programa y no pueda haber nuevas renovaciones”.

De ser así, el programa podría detenerse, pero los prmisos se trabajo de los casi 700,000 dfreamers beneficiados por DACA se mantendrían hasta que sus fechas de vencimiento caduquen.
Farfán dijo además que “esperamos en cualquier momento el juez federal Andrew S. Hanen emita un dictamen. No hay una fecha para dictarlo”.
En caso de un fallo a favor de los estados demandantes, “los otros tres dictámenes (California, Nueva York y Washingtin DC) dejan de existir, no se sostienen porque el juez Hanen ha dictaminado que el programa es ilegal”, advirtió José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.
Los dreamers también aguardan, pero cruzan los dedos para que el dictamen sea favorable a ellos. “Personalmente todavía sigo a la espera del veredicto y saber lo que va a pasar con el futuro del programa”, dice Juan Escalante, director de comunicaciones de America’s Voice. “Los argumentos preliminares de la demanda de Texas, en cierta han forma han sido rechazados por los dictámenes de las tres cortes federales de California, Brooklyn y Washington DC”, agregó.
“A pesar de eso, los 10 estados siguen su campaña antinmigrante con el único propósito de fomentar el miedo, la inseguridad de los dreamers y de la comunidad inmigrante en general, al mantener la demanda”, precisó.
Escalante dijo además que, “no sabemos qué sucederá con DACA, pero cualquiera sea la decisión, nosotros como comunidad seguiremos con nuestras vidas, estudiando, trabajando y comprometidos a seguir luchando por nuestros derechos”, concluyó.

Share