Falleció en Dallas otra persona más debido a la gripe H1N1 – VACUNESE!!!

La misión de la American Lung Association es salvar vidas mediante mejoras en la salud pulmonar y la prevención de enfermedades pulmonares. Su campaña Rostros de la Gripe, es una de las iniciativas para educar a la comunidad sobre el cuidado del los pulmones. En algunas ocasiones, la gripe puede resultar en complicaciones severas. La mejor manera de protegerse contra la gripe es vacunándose todos los años.

Para ayudar al público encontrar recursos, la American Lung Association ofrece el Flu Clinic Locator, (www.flucliniclocator.org) el directorio en línea más completo de clínicas públicas que vacunan contra la influenza estacional. Al ingresar los 5 dígitos del código postal, los visitantes del sitio obtienen una lista de clínicas de su área donde pueden vacunarse. Los visitantes del sitio también pueden programar recordatorios de citas y registrarse para recibir noticias sobre la influenza estacional. El sitio web permanecerá activo mientras se ofrezcan clínicas públicas de vacunación contra la influenza.

Inmunización contra la gripe

La mejor manera de reducir los efectos de la gripe es a través de la vacunación anual. Las vacunas contra la gripe son seguras y eficaces. Si bien la aparición de efectos secundarios leves es posible, una persona no puede contraer gripe mediante la aplicación de una vacuna.1

El mejor momento para vacunarse es octubre o noviembre, pero también puede hacerlo en diciembre, o incluso más tarde. Por lo general, la temporada de gripe comienza ya en octubre, y comúnmente llega a su punto máximo en febrero, si bien puede continuar hasta mayo.1

Generalmente, todos los años se desarrollan diferentes tipos de cepas de virus que causan la gripe. La vacuna contra la gripe es producida todos los años para ajustarse a estas cepas específicas y detener su capacidad de causar la infección.1 Debido a que los virus que circulan cada temporada cambian a menudo, es importante vacunarse todas las temporadas para obtener la mejor protección.

Todos conocemos a alguna persona que necesita vacunarse contra el virus de la gripe este año. De hecho, es probable que usted o un familiar pertenezca a uno de los grupos para los que los funcionarios de la salud recomiendan la vacuna contra la gripe.

Si bien casi todas las personas pueden beneficiarse al vacunarse contra la gripe, se recomienda la inmunización anual a más de 200 millones de estadounidenses. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) de los EE. UU. la recomiendan a personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones causadas por el virus de la gripe y a aquéllos con mayores probabilidades de contagiar el virus a personas de riesgo.1

Los grupos de riesgo son:1

Adultos y niños con enfermedades crónicas tales como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD), enfermedad cardíaca, sistema inmune debilitado y diabetes

Niños de entre 6 y 59 meses de edad

Niños de entre 6 meses y 18 años de edad que reciben tratamiento con aspirina a largo plazo

Mujeres que estarán embarazadas durante la temporada de gripe

Adultos de 50 años de edad y mayores

Los contactos familiares y las personas que cuidan a individuos que se encuentran en grupos de alto riesgo, incluidos los niños menores de 6 meses demasiado pequeños para ser vacunados. Esto incluye a padres, abuelos, hermanos, niñeras y prestadores de atención diurna.

Personas que residen en centros de atención médica a largo plazo y asilos de ancianos

Personal de atención médica que tenga contacto con los pacientes

Nota: Los niños menores de 9 años que reciben la vacuna contra la gripe por primera vez deben recibir dos dosis con aproximadamente un mes de separación.1

Algunas personas no deben vacunarse, o primero deben conversar con su prestador de atención médica. Esto incluye a:1

Personas hipersensibles al huevo

Personas que tuvieron reacciones alérgicas graves a una vacuna contra la gripe anterior

Niños menores de 6 meses

Mitos y realidades sobre la gripe y la vacunación

Mito:

La gripe no es más que una molestia, muy similar al resfriado común, que no puede prevenirse.

Realidad:

La gripe, también llamada “influenza”, es una enfermedad grave que a veces pone en riesgo la vida. La gripe y las complicaciones relacionadas con la enfermedad causan un promedio de 36,000 muertes y aproximadamente 226,000 hospitalizaciones en los Estados Unidos cada año. Usted puede evitar contraer la enfermedad si se vacuna anualmente.1

Mito:

Puede contraer la enfermedad de la vacuna inyectable.

Realidad:

La vacuna inyectable no contiene ninguno de los virus vivos, de modo que es imposible contraer la enfermedad de la vacuna. Algunas personas pueden tener efectos secundarios, como molestias leves, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección, dolor de cabeza o fiebre baja. La vacunación es una manera segura y eficaz de prevenir la gripe y sus complicaciones.1

Mito:

No es necesario inmunizarse contra la gripe todos los años, porque la protección persiste de vacunaciones anteriores.

Realidad:

Los tipos de virus de la gripe que circulan en la comunidad cambian de un año a otro. Por este motivo, cada año se elabora una nueva vacuna para brindar protección contra las cepas actuales. Además, la inmunidad contra el virus de la gripe sólo persiste por un año, de modo que es importante vacunarse contra la enfermedad todos los años.

Mito:

Las personas no deberían inmunizarse contra la gripe si están enfermas.

Realidad:

Las enfermedades de poca gravedad, con o sin fiebre, no deberían ser un impedimento para la vacunación, especialmente en los niños con infecciones leves del tracto respiratorio superior (resfriados) o alergias del tracto respiratorio superior. Además, las personas con enfermedades crónicas, como asma, diabetes y cardiopatías, tienen mayor riesgo de contraer el virus de la gripe y desarrollar complicaciones. Estas personas deberían inmunizarse todos los años.1 Las personas con alergias graves al huevo o aquéllas que hayan tenido reacciones alérgicas previas relacionadas con la vacuna no deben vacunarse. Converse con su prestador de atención médica, para obtener más información.1

Mito:

Sólo las personas mayores están en riesgo de desarrollar complicaciones serias del virus de la gripe.

Realidad:

La gripe afecta a personas de todas las edades. Cada año, más de 226,000 estadounidenses son hospitalizados, y aproximadamente 36,000 mueren por complicaciones relacionadas con la gripe, entre los que se cuentan, en promedio, 92 niños menores de 5 años.1

Mito:

Perdí la posibilidad de vacunarme en otoño, de modo que ahora debo esperar hasta el año siguiente.

Realidad:

La inmunización anual es la mejor manera de protegerse contra la gripe. Desde la American Lung Association, les recomendamos que usted y sus seres queridos se vacunen lo antes posible, siempre que sea dentro de la época de gripe. La vacunación comienza habitualmente en octubre y puede extenderse hasta marzo. En la mayoría de las épocas de gripe, el virus de la gripe no alcanza su pico hasta febrero o marzo. Debe conversar con su prestador de atención médica, para obtener más información sobre la importancia de la inmunización contra la gripe.1

Mito:

Parece que todos los años contraigo gripe estomacal. Mi amiga me dijo que la vacuna contra la gripe puede prevenir la gripe estomacal el próximo año.

Realidad:

A diferencia de la mayoría de las demás infecciones respiratorias y estomacales, que a menudo se conocen como “influenza”, la gripe puede causar enfermedades más graves y complicaciones que pueden resultar en hospitalizaciones y la muerte, especialmente entre las personas mayores. Los síntomas comunes de la infección por gripe incluyen fiebre alta (entre 101 ºF y 102 ºF) que comienza en forma repentina, dolor de garganta, escalofríos, tos, dolor de cabeza y dolores musculares. La vacuna contra la gripe lo protege contra el virus de la enfermedad, pero no contra la gastroenteritis viral, el término científico para denominar a la “gripe estomacal”.11

Mito:

Si me aplico una vacuna anual contra la gripe, también estoy protegido contra la gripe aviar.

Realidad:

La vacuna anual contra la gripe está diseñada para brindar protección contra las cepas de la gripe que circulan cada año. La vacuna contra la gripe estacional no está diseñada para brindar protección contra la gripe aviar o de las aves. A pesar de que recientemente la gripe de las aves ha ganado atención, la infección por gripe representa actualmente para los estadounidenses un peligro mayor.

Find a Flu Shot

With the emergence of the H1N1 virus, flu season is more complex this year than it has been in years. Separate vaccinations are the best protection against both seasonal flu and H1N1 flu. The newly enhanced Flu Clinic Locator, powered by Google, now provides information on where to find both seasonal and H1N1 flu vaccinations. It provides dates, times, addresses and phone numbers for clinics offering flu shots near the zip codes provided. Google mapping will also show where each clinic is located.

Please note that some flu clinic locations may only be providing vaccines to specific priority populations like pregnant women or small children. The Centers for Disease Control and Prevention (CDC) has issued guidelines on who should get seasonal influenza, here, and on who should get the H1N1 vaccination, here.

The Flu Clinic Locator is dependent upon vaccine clinics and health departments for providing accurate and up to date information to Google, who administers this tool. The American Lung Association does not assemble, verify or organize such data, or produce or distribute vaccine, or verify or endorse the quality of services provided at any clinic, or provide medical or other advice about who should get the seasonal flu or H1N1 flu vaccine. Links to the Flu Clinic locator on this site are provided as a public service to assist individuals in finding vaccine clinics. Individual clinics may experience supply disruptions or may run out of vaccine. The American Lung Association urges all individuals to confirm clinic locations, hours, eligibility and availability. The American Lung Association also urges members of the public to consult with their own healthcare providers about whether any vaccine is appropriate for them.

Share