FC Dallas sigue evolucionando exitosamente

FC Dallas sigue evolucionando exitosamente

FC Dallas

Todo mundo tenía entre sus favoritos para llevarse a sus vitrinas la MLS Cup a FC Dallas en las temporadas 2016 y 2017.
En la primera de esas campañas, consiguió el doblete de Supporters’ Shield y US Open Cup, dejando solo la asignatura pendiente de la Copa MLS para 2017. Pero el año pasado no fueron capaces de retener ninguno de sus títulos, y ni siquiera se clasificaron a los Playoffs para poder aspirar a quedarse con la elusiva copa.
El 2018 no tuvo un inicio alentador. El cuadro texano quedo eliminado en octavos de final de la Liga de Campeones Concacaf a manos del Tauro FC de Panamá, cuando se presumía que podría ser por lo menos, uno de los equipos emeleseros que más batalla le podría dar a los equipos de la Liga MX.
La era de Óscar Pareja pasaba por una de sus horas mas bajas. El cartel de candidato al título le fue retirado. La presión generada y las altas expectativas por salir campeón habían hecho estragos en la exitosa gestión. Y para muchos, el ciclo y el método del técnico colombiano en los Hoops, no daba para más.
La temporada regular comenzó en marzo, y Dallas arrancó dejando dudas, con múltiples empates, y los reflectores se alejaron casi en su totalidad del norte de Texas.
Pero muy cerca de llegar a completar dos tercios de la temporada regular (Dallas está a dos partidos de esa marca), se hace muy difícil ignorar su campaña y simplemente ser indiferente a un equipo que marcha líder de la Conferencia Oeste, que está a tres puntos del superlíder (que ha jugado dos partidos más que Dallas) y que ha demostrado calidad en su juego, solo porque ha “defraudado” en sus más recientes intentos.
El juego sobrio, serio, maduro y balanceado se ve plenamente reflejado en sus números.
Los Hoops tienen 11 victorias en 19 partidos disputados hasta ahora. Nadie en el Oeste alcanza esa marca, y en la tabla general, solo los glorificados Atlanta United y NYCFC tienen más pero con más partidos jugados. Dallas solo ha sufrido tres descalabros en la temporada, solo Portland Timbers puede decir lo mismo.
Dallas es el mejor local del Oeste, empatado en producción total de puntos con Real Salt Lake, gracias a sus 7 triunfos y 4 empates, lo que los mantiene invictos en el Toyota Stadium. La única cancha más difícil para un visitante en la MLS en la actualidad, es el Yankee Stadium – hogar de NYCFC.
En calidad de visitante, los texanos son de los equipos más incomodos ya que gustan de imponer su estilo de juego en cualquier cancha. En el Oeste, solo LAFC tiene un mejor récord de visitante y en la general solo le podríamos sumar al superlíder Atlanta.
Ofensivamente, han anotado 31 goles, la quinta mejor marca del Oeste. Y tan solo han recibido 22 goles, lo que los convierte en la mejor defensa junto a la de Portland Timbers, y en la tabla general, solo superada por la de New York Red Bulls.
El equipo ha perdido a referentes, como en su momento lo fue Fabián Castillo, y recientemente a Mauro Díaz. Pero la alguna vez marcada dependencia del conjunto de Pareja en ciertos jugadores, parece más que superada. El sistema está sobre los nombres.
Esto no significa que no haya jugadores que marquen la diferencia. El zaguero Matt Hedges es una auténtica marulla y un líder excepcional, de ahí la solidez defensiva reflejada en números.
El ecuatoriano Carlos Gruezo y el mexicoamericano canterano del club, Víctor Ulloa, le dan balance al equipo como una de las mejores duplas de contención en la liga, que además tienen idea ofensiva y hasta gol.

Arriba tiene un importante arsenal, en el que la generación de juego puede pasar del buen toque a la velocidad de volantes extremos como Michael Barrios y Roland Lamah, o por una contratación en la que Pareja dio en el clavo, como lo es Santiago Mosquera.

Y el que aprovecha para firmar y enracharse como goleador esa generación de juego, es Maxi Urruti. El argentino es una garantía de gol comprobadísimo en la MLS desde sus días en Portland Timbers.
Tendría que vivir una auténtica catástrofe sin precedentes el club texano para quedarse sin boleto a los Playoffs. Pero aunque está teniendo una muy buena temporada, la incredulidad aun ronda para los que miran desde el exterior. Sus “credenciales” de serio contendiente, solo regresaran una vez que en Playoffs puedan demostrar que están para cosas grandes, y que la presión de “favorito” no se los comerá.

Pero por ahora, la ilusión ha regresado a Dallas. La confianza en Pareja y su método están dando frutos y demostrando que los sucedido en 2017 y principios de este año, fue un tropiezo, una excepción en la evolución de su proceso, pero que ha retomado el camino del éxito.

Share