<!--:es-->Felipe Calderón visitará Estados Unidos!<!--:-->

Felipe Calderón visitará Estados Unidos!

MÉXICO, D.F.— El Senado de la República autorizó al presidente Felipe Calderón ausentarse del país para visitar cinco ciudades en Estados Unidos: Nueva York, Chicago, Boston, Los Ángeles y Sacramento entre el 10 y el 14 de febrero.

Con 70 votos a favor y 14 abstenciones la Cámara Alta permitió así el viaje que había sido pospuesto por el mandatario desde septiembre de 2007 para atender los estragos del huracán Dean a su paso por los estados de Veracruz y Tamaulipas.

La gira iniciará el día 10 en Nueva York y cerrará con broche de oro en Los Ángeles y Sacramento, California —estado que concentra el mayor número de mexicanos en Norteamérica con alrededor de 4.5 millones— los días 13 y 14 respectivamente.

Calderón se reunirá con el gobernador Arnold Schwarzenegger para tratar temas de medio ambiente, desarrollo fronterizo, facilitación de negocios y desarrollo empresarial; competitividad regional y “otros temas que se suman al diálogo sobre asuntos migratorios”.

Además visitará al alcalde de Los Ángeles, Antonio Vi-llarraigosa, y al presidente y la Asamblea estatal de California. Se reunirá también con líderes y empresarios de origen mexicano de la región y de otras del oeste estadounidense.

El Ejecutivo vislumbra como objetivo principal “lograr un acercamiento con las comunidades de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos” para manifestar la condena por las violaciones a los derechos humanos que viven en diversos estados de la Unión Americana tras el fracaso de la reforma migratoria.

“Habrá un firme exhorto a que se reconozca la aportación insustituible de los mexicanos a Estados Unidos, a que se respeten plenamente sus derechos humanos”, prometió el Ejecutivo, quien llevará el tema a su encuentro con el secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon.

Esta entrevista será el 10 de febrero, fecha en que arrancará la gira en Nueva York, donde también visitará a líderes comunitarios, al Consejo Directivo del Council of Americas y a “formadores de opinión” y “destacadas personalidades” del mundo financiero.

La Presidencia informó que busca “dialogar con las autoridades locales e instituciones con capacidad de influencia en las diversas regiones a fin de hacer “labor de convencimiento sobre la necesidad de una solución integral y urgente al tema migratorio”.

El día 11, el mandatario mexicano se trasladará a Boston, Massachussetts, donde impartirá una conferencia en la John F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard y se entrevistará con académicos, intelectuales y pensadores interesados en el tema mexicano.

Posteriormente, el día 12, en Chicago, Calderón se enfocará exclusivamente a dialogar con sus compatriotas y por ello sólo agendó un evento general con la comunidad mexicana de la región.

Desde ahí, emitirá “un mensaje claro sobre la afectación que las deportaciones de personas indocumentadas han acarreado en el ámbito de la unificación familiar”.

Pero sus paisanos ya tienen lista una serie de peticiones y planteamientos bilaterales. “Por un lado queremos que se atiendan nuestros problemas en Chicago, pero también allá”, dijo en entrevista telefónica Rubén Chávez, presidente de la Federación de Clubes Michoacanos en Illinois.

Priorizando sus urgencias, Chávez cuenta que le pedirán al Presidente un mejor trato para los emigrantes centroamericanos que cruzan México, pues las violaciones contra sus derechos humanos son tomadas por los antiinmigrantes en Estados Unidos como un pretexto para abusar del mexicano.

“Lo que hacen en México con los extranjeros no ayuda políticamente aquí”, dice Chávez, quien además solicita asesorías para el desarrollo michoacano —estado natal de Calderón—. “Hemos querido traer jitomate y carne de res y el gobierno norteamericano pone mil trabas”.

“Es un buen momento porque faltan cinco años de gobierno para trabajar juntos”, señala el michoacano.

Por su parte, Hugo Mérida, presidente de la Cámara Hispana de Comercio en Los Ángeles, considera que es urgente que el gobierno de Calderón mire hacia las necesidades de los pequeños empresarios de origen mexicano pues serían una fuente de progreso bilateral.

“Nunca tenemos apoyo y somos una comunidad muy importante. Sin ayuda de nadie, en la Cámara de Los Ángeles, se manejan importaciones desde México por 500 millones de dólares al año”, resalta Mérida en conferencia con La Opinión.

“Somos restauranteros, gasolineros, comerciantes, gente emprendedora que también está en la cuerda floja: muchos de ellos no tienen papeles”, destaca.

En la gira de Calderón también se incluyó una agenda económica y de promoción con algunos de los principales actores con capacidad de influencia en el ámbito de las finanzas y la facilitación de negocios con implicaciones para México.

Por su parte, el secretario para América del Norte, Carlos Rico, señaló durante un encuentro con legisladores de la Comisión de Relaciones Exteriores en el Senado que en la gira del Presidente también se buscará analizar el impacto que pudiera traer la posible recesión en Estados Unidos, el principal socio comercial y generador de remesas para México.

La senadora y ex canciller mexicana Rosario Green calificó la visita del Ejecutivo como un acierto para los paisanos: “es un apoyo moral y un respaldo importante”, dijo.

Share