Funcionarios rebeldes se niegan a ganar menos que AMLO

Funcionarios rebeldes se niegan a ganar menos que AMLO

Funcionarios Rebeldes

El futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aún no toma el cargo y ya tiene ante a sí a un frente rebelde que se niega a acatar sus políticas de austeridad. No se trata de cualquier bloque, sino un fuego amigo dentro de la burocracia que se niega a ganar menos que él, o sea, menos de $6,500 dólares mensuales aproximadamente.
En las últimas horas, los funcionarios del Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI), se incrementaron sus salarios en un 6% por lo que el séquito de la institución y el director, Julio Santaella, percibirá más del doble que López Obrador, es decir, alrededor de $12,700 dólares mensuales.
“El marco legal que está vigente actualmente faculta a la Junta de Gobierno del INEGI llevar a cabo la actualización de los tabuladores (incremento) y también está apegada a la Ley General de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria”, indicó Santaella con una retórica legal que responde a los cambios de ley aprobados por el nuevo congreso (dominado por Morena, el partido fundado por AMLO).
Según las reformas a la Ley Federal de Remuneraciones de los Funcionarios Públicos -que entrará en vigor a partir del primer día de enero de 2019- ningún burócrata podrá ganar más que el presidente, una obligación que mete en apuros a alrededor de 350,000 personas que actualmente rebasan por mucho el máximo.
Principalmente en el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Petróleos Mexicanos (Pemex), donde se llega a ganar entre el 29% y el 23% más que lo propuesto por López Obrador; en las secretarías de Hacienda, Defensa, Marina, Gobernación; la Comisión Federal de Electricidad, la Suprema Corte y el Tribunal Electoral Federal.
Comisionados, consejeros, presidentes de órganos, titulares de secretarías y subsecretarios, oficiales mayores, directores generales, subdirectores, vocales, algunos jefes de unidad, asesores, secretarios particulares y hasta académicos.
“Quien quiera servir al pueblo deberá hacerlo por convicción”, declaró el presidente electo desde su campaña. Los funcionarios, en cambio, afirman que los salarios altos les dan independencia.
“Tener remuneraciones y condiciones de retiro razonables y dignas, que les permitan tener la humana tranquilidad para reflexionar sus análisis y decisiones sin presiones ni internas ni externas que doblen la vara de la justicia”, expresó como ejemplo el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales.
Aunque no existe un posicionamiento oficial de los funcionarios sobre lo que pasará a partir del 1 de enero, pero Ciro Murayama, consejero del Instituto Nacional Electoral, donde los funcionarios también se han subido los salarios, dio recientemente una luz sobre posibles acciones: no puede haber retroactividad de sueldos y percepciones, según la ley. “Estamos amparados por la constitución”.

Share