<!--:es-->Girl Scouts ayuda a las niñas latinas a desarrollar el valor, la confianza en si mismas y los principios para realizar todo su potencial<!--:-->

Girl Scouts ayuda a las niñas latinas a desarrollar el valor, la confianza en si mismas y los principios para realizar todo su potencial

Nueva York, N.Y. — Mientras que el sueño americano les ofrece a todos los niños la oportunidad de crecer con una educación, las estadísticas muestran que con frecuencia los hijos de los inmigrantes latinos tienen pocas probabilidades de obtenerla. A nivel nacional, uno en cinco no terminará la educación preparatoria. Entre los latinos de todo el país, 47% no asisten a la universidad, mientras que 23% reciben una educación universitaria de cuatro años, 25% optan por una carrera de dos años en el colegio municipal y 5% reciben algún tipo de educación postsecundaria.*

Aunque mucha gente piensa que las Girl Scouts solo van de campamento y venden galletas, la organización, fundada hace 95 años, ofrece un ambiente con gran diversidad cultural en donde las niñas realizan su potencial por medio de actividades que desarrollan sus habilidades y valores. Con toda seguridad la mayoría de las niñas afiliadas con este grupo dirían que pertenecer a Girl Scouts es divertido, aunque también les dirán que ser una Girl Scout les permite convertirse en líderes, les da la oportunidad de contribuir en sus comunidades, y de cambiar al mundo. A través de fascinantes programas de ciencia y tecnología, conocimientos básicos de negocios y economía, vida sana, y sí, también campamentos y muchas cosas más, las Girl Scouts aprenden que pueden lograr cualquier cosa que se propongan.

“Proporcionamos experiencias memorables que cambian la vida y enseñan a las niñas a tomar decisiones acertadas, para ser líderes de sus propias vidas,” dice Patricia Díaz Dennis, Presidenta de la Junta Directiva Nacional de Girl Scouts of the USA, que es la primera latina que ha desempeñado ese puesto. “En la sociedad las niñas se enfrentan a muchos mensajes contradictorios y las Girl Scouts tratan de cortar a través de todo ese ruido para que las niñas usen sus habilidades de liderazgo y adquieran la confianza en si mismas para vivir sus vidas con determinación, sin importar su procedencia, y se conviertan en personas adultas fuertes y productivas.”

Muchos de los programas de Girl Scouts ofrecen oportunidades para que sus miembros aprendan sobre responsabilidades cívicas y vean como sus esfuerzos benefician a nuestra comunidad, desde las cosas más simples como plantar flores en zonas abandonadas y visitar residencias de ancianos, hasta emprender iniciativas innovadoras que cambian las vidas de las personas. Por ejemplo, una Girl Scout puso en marcha un proyecto que proporciona cuidado de la vista gratuito a los habitantes de un pueblo de la India. Otra niña creó una serie de clases de defensa personal para mujeres sin hogar que vivían en un refugio para víctimas de maltrato físico. A través del servicio a la comunidad, las Girl Scouts aprenden que su participación tiene el poder de cambiar el futuro.

Además, históricamente, alrededor del 10% de todas las niñas en los Estados Unidos son miembros de Girl Scouts. Sin embargo, el 69% de las mujeres que sirven en el Senado y el 65% de las mujeres en la Cámara de Representantes son antiguas Girl Scouts, al igual que cerca del 80% de todas las mujeres que tienen puestos ejecutivos y de las que son propietarias de negocios. Las niñas son el centro de todos los programas de Girl Scouts, los cuales tienen en cuenta las necesidades y los intereses siempre cambiantes de las niñas que participan, que tienen entre 5 y 17 años de edad. Los programas abordan temas como el liderazgo y la autoestima, la conciencia medioambiental, los conocimientos básicos sobre finanzas, la salud y el bienestar, ciencia y tecnología, ingeniería y matemáticas, artes, viajes y muchos temas más. A través de estas actividades, las Girl Scouts aprenden el valor y lo divertido que es compartir experiencias en un ambiente solo para niñas, con personas adultas que son comprensivas y están capacitadas para servir como consejeras y modelos a imitar. Todas las actividades están diseñadas para despertar el interés de las niñas, abordar sus inquietudes, desarrollar sus habilidades y ayudarles a ser lo mejor que puedan ser. A través de una infinidad de experiencias enriquecedoras, tales como excursiones, clínicas deportivas, intercambios culturales, las niñas crecen siendo valientes y fuertes, y contribuyen a mejorar la sociedad con sus habilidades, su capacidad de liderazgo, su fuerte apreciación de los valores y su cooperación con los demás. “La integración y la diversidad son los principios fundamentales de Girl Scouts y como latina, me apasiona poder compartir Girl Scouts con mi comunidad,” agregó Díaz Dennis. “Desde el momento en que asumí mi cargo como Presidenta de la Junta Directiva, he trabajado diligentemente para ayudar a crear conciencia nacional entre los latinos sobre los beneficios de pertenecer a Girl Scouts con la meta de aumentar la participación latina.”

Girl Scouts of the USA sirve a las niñas latinas a través de una variedad de iniciativas que incluye un sitio de Internet en español www.girlscouts.org/espanol y asociaciones estratégicas, tales como la alianza con la Cámara de Comercio Hispana de los EE.UU. y M.A.N.A., una organización nacional latina – Hermanitas Program for Girls.

Durante los últimos cinco años, Girl Scouts of the USA ha visto un aumento de 48% en la membresía de niñas latinas y ahora cuenta a las latinas como el segmento de membresía de crecimiento más rápido.

Share