Giuliani, ¿la esperanza republicana?

Estas elecciones presidenciales pueden ser las más importantes de la historia reciente de Estados Unidos, pero los clientes del restaurante Mapple Tree, en la ciudad de Oak Park (Illinois), no parecían saberlo cuando esperaban esta semana la visita de uno de los principales candidatos, el republicano Rudolph Giuliani.

La mayoría del público disfrutaba de su sándwich y su café, bastante ajena al revuelo que periodistas y policías generaban alrededor. Al final de la tarde del martes, esta localidad de más de 50.000 habitantes, cuna de Ernest Hemingway y modelo de diversidad racial y social al oeste de Chicago, vivía el ajetreo propio de cualquier lugar próspero y ordenado: los niños de vuelta de la escuela, las compras de Thanksgiving (Día de Acción de gracias), el rutinario tránsito de vehículos y personas de regreso del trabajo.

Minutos antes del evento, nadie podría presagiar que iba a ser el escenario de uno de los múltiples acontecimientos electorales que estos días se reparten por EU. “¿Qué pasa?”, se preguntaban uno a otro los transeúntes al encontrarse con la tribu encorbatada y con credencial al cuello en la puerta del Mapple Tree.

No hay que confundir esa indiferencia con desinterés por Giuliani. De hecho, el ex alcalde de Nueva York fue vitoreado después por algunas personas en la calle y fue recibido muy amablemente por los clientes del restaurante al que entró a saludar. Pero es verdad que Oak Park, un reducto demócrata dentro de un Estado con gobernador y Congreso demócratas, no es el mejor espacio para el lucimiento de un candidato republicano.

“Esto es precisamente lo que tratamos de demostrar”, explica Tom Cross, presidente de la campaña de Giuliani en Illinois, “que sólo Giuliani es capaz de venir a un sitio como éste y ser recibido como ha sido recibido”. “Tratamos de demostrar”, añade, “que Giuliani es el único candidato republicano capaz de cruzar las líneas partidistas, que es el único capaz de ganar en Estados como Illinois, como Nueva York…, que es el único candidato republicano que hace campaña en los 50 Estados y el único capaz de captar votos demócratas en grandes proporciones”.

Varios analistas independientes coinciden con Cross. Coinciden también las encuestas, que lo colocan ampliamente por delante de sus compañeros de partido a escala nacional y que pronostican un resultado muy ajustado en un eventual duelo final de Giuliani contra Hillary Clinton. Y parecen coincidir asimismo los principales candidatos demócratas, que han hecho de uno de los más famosos alcaldes de la historia norteamericana el principal blanco de sus críticas.

Share