<!--:es-->GOLIZA Y A LA CIMA – El único que rugió fue Tigres
Atrapan Tigres la cima con goleada
…Lobos, Junior, Mancilla y Viniegra hicieron los goles para los Tigres<!--:-->

GOLIZA Y A LA CIMA – El único que rugió fue Tigres Atrapan Tigres la cima con goleada …Lobos, Junior, Mancilla y Viniegra hicieron los goles para los Tigres

El duelo de fieras sólo tuvo un protagonista. Con más garra, con más contundencia Tigres emitió un mayor rugido y se metió al Superliderato del Apertura 2011 con un 4-1 sobre el que estaba en los primeros sitios, Pumas de la UNAM, al que mandó a la quinta posición del campeonato.

Pumas quedó mutilado en los primeros 40 minutos, ni siquiera hizo el intento por defender su primer lugar con el cual llegó al Estadio Universitario porque permitió una avalancha de los de amarillo y se olvidó de la aplicación, el orden, la seguridad en el terreno de juego.

La contención de los auriazules fue una nulidad. David Cabrera permitió que cualquier esférico lo pasara y atrás de él Juan Carlos Ramírez fue muy deficiente en las coberturas, al grado de comprometer en extremo a Marco Palacios y Efraín Velarde.

Esto se combinó con la soltura de Tigres. Con toque de primera intención los de casa marearon a la visita. Pases rápidos, paredes, puntería, todo se dio como por partitura en el cuadro de Ricardo Ferretti y el resultado fue un 4-0 al descanso.

En ello contribuyó la recuperación de balones de Carlos Salcido y Manuel Viniegra en la contención, la conducción de Danilinho y las descolgadas de Damián Álvarez para que Lucas Lobos y Héctor Mancilla sólo pusieran la firma.

Primero apareció Lobos con un cobro de tiro libre, luego Juninho en una serie de rebotes, le siguió Mancilla en una triangulación y más tarde Viniegra en una faena a los zagueros pumas.
Reinó la desesperación en el lado auriazul y se vinieron los cambios para tratar de ajustar lo que ya se había hecho pedazos, sobre todo a nivel defensivo, y la noche se volvió más crítica con la expulsión para Luis Fuentes a los 52 minutos.

Tigres bajó las revoluciones en el complemento, no abofeteó a Pumas con el quinto a pesar de que existían las condiciones para ello, y al final hasta se comió un gol de Eduardo Herrera.

El cuadro de San Nicolás de los Garza llegó a 21 puntos (igualado a Cruz Azul) y gracias a su mejor diferencia de goles, es el nuevo mandamás de la Liga mexicana, mientras Pumas se desplomó y perdió en Monterrey toda su fiereza.

Share