<!--:es-->Hallan seis fosas con diez cuerpos y 11 cabezas humanas en Guerrero<!--:-->

Hallan seis fosas con diez cuerpos y 11 cabezas humanas en Guerrero

A poco más de un mes de que el presidente Enrique Peña Nieto pidiera superar “el momento de dolor” por el caso Iguala y presentara un plan para reactivar Guerrero siguen apareciendo más fosas con restos humanos. La Fiscalía General del Estado de Guerrero confirmó el hallazgo de seis fosas clandestinas con 10 cuerpos y 11 cabezas humanas en el municipio de Chilapa, al centro de Guerrero.
La gran cantidad de fosas encontradas en el estado de Guerrero durante los últimos meses de 2014 destapó la crueldad con la que actúan los grupos del crimen organizado en esa entidad, y cuando todo aparentaba regresar a la normalidad un nuevo hallazgo aumentó el temor entre la población.
Los entierros clandestinos fueron ubicados el martes en la comunidad de Tepehuixco, municipio de Chilapa de Álvarez, y la mayoría de los cadáveres presentaban huellas de tortura.
En la primer fosa los peritos hallaron dos cuerpos sin vida, en una seguna fosa estaban otros dos atados de manos y en una tercera fosa estaban los restos de otra persona envuelta en una bolsa negra de plástico.
En una cuarta fosa estaban cuatro cadáveres más maniatados y con huellas de tortura. En la quinta fosa había un cuerpo torturado estaba atado de manos y pies. Y en la sexta fosa encontraron cuatro bolsas negras con un total de 11 cabezas humanas.
La dependencia reveló también que el estado de putrefacción de los cadáveres no es avanzado, por lo que las víctimas podrían haber sido asesinadas la semana pasada.
Según revela el portal del semanario Proceso, la región donde se descubrieron estas fosas permanece en disputa entre las bandas de Los Rojos y Los Ardillos.
En las últimas semanas se han recrudecido las balaceras en distintos puntos de Chilapa, donde los grupos criminales operan abiertamente, pese a la presencia de soldados y policías federales.
Testigos de los hechos aseguran que los tiroteos han dejado al menos cinco muertos y una decena de desaparecidos en ese lugar colapsado por la narcoviolencia.
No obstante, los familiares de las víctimas se niegan a presentar una denuncia formal ante autoridades de los tres niveles por desconfianza y temor a sufrir represalias.
Chilapa de Álvarez es un municipio cercano a Chilpancingo, la capital del estado de Guerrero, de donde desaparecieron 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa a manos de autoridades corruptas y el cártel Guerreros Unidos.
Desde el pasado 26 de septiembre en que desaparecieron los estudiantes el estado de Guerrero no ha tenido un día de paz. Sus padres se niegan a creer la versión del asesinato de sus hijos y continúan en su búsqueda.
Los restos de Alexander Mora, uno de los alumnos desaparecidos en la ciudad de Iguala, fueron identificados por forenses de Austria en diciembre pasado entre los restos que encontró la Fiscalía en un vertedero de basura del municipio de Cocula.
En dicho lugar de este municipio vecino a Iguala tres integrantes de Guerreros Unidos capturados afirmaron que asesinaron e incineraron a los jóvenes.

Share