Haz tus fotos del tamaño adecuado

Guadalajara, México.- A veces, tus fotografías no están en el tamaño en que las necesitas. Una fotografía de 10 megapíxeles se va a ver muy bien cuando la intentes imprimir…Pero si la pones en tu página web, tus visitantes van a aburrirse antes de que termine de bajar. O, por el contrario, las fotos que tomaste en la playa con tu celular tienen un tamaño ideal para enviarlas por correo electrónico, pero cuando intentes convertirlas en póster encontrarás un montón de cuadritos donde esperabas ver a una bella chica.

Aquí te decimos cuales son los tamaños correctos para diferentes fines, y como cambiar entre uno y otro.

El tamaño correcto

La unidad de medida para el tamaño de las fotografías digitales el el pixel. Un pixel es el punto más pequeño que puede representar tu monitor, o que tu impresora puede poner sobre el papel. una foto con más pixeles tiene más detalles y puede imprimirse en un tamaño más grande… Pero gasta más espacio de tu memoria, de tu disco duro y de tu cuenta de correo electrónico. Es por esto que más pixeles no siempre son mejores: Tienes que encontrar el equilibrio correcto entre el tamaño y la calidad. El tamaño original de tu fotografía depende de tu cámara. Podrían ser los 640 x 480 pixeles de un celular con cámara VGA, o los 3648 x 2736 de una Canon semiprofesional. Pero aunque tu cámara te dé las fotos de un tamaño determinado, tú eres libre de cambiarlas al tamaño que necesites.

Las herramientas

Si todo lo que quieres hacer es cambiar el tamaño de tu imagen, Paint cumplirá la misión, y tiene la ventaja de venir incluido con Windows. Está en Inicio/Programas/Accesorios/Paint Si deseas una herramienta para edición con más capacidad, puedes recurrir al Gimp, que es de código libre y esta disponible gratuitamente en www.gimp.org. O, si quieres la herramienta que usan los profesionales, tendrás que visitara tu proveedor de software mas cercano para comprar Photoshop.

Reduciendo, con Paint

Supongamos que tomaste tu foto a 10 megapíxeles, y quieres enviársela a tus amigos por correo electrónico. Estos son los pasos a seguir:

1.- Abre Paint.

2.- Abre tu fotografía eligiendo “abrir” en el menú “Archivo”, o si prefieres arrástrala desde el folder en el que esté hasta tu ventana de Paint.

3.- Revisa el tamaño de tu original. En este caso, el original tiene una anchura de 3648 (Que puedes verificar en la opción “Atributos” del menú “Imagen”.)

4.- Decide en que tamaño necesitas la foto. Como en esta ocasión es para un correo electrónico, la tabla de arriba recomienda una anchura de 640.

5.- Como la herramienta de estirar y comprimir de paint recibe porcentajes como parámetros, tendrás que dividir tu tamaño deseado entre tu tamaño original y multiplicar por 100. En este caso, (640/3648×100=17.5%)

6.- Ya que sabes el porcentaje al que quieres comprimir tu fotografía, presiona CTRL+W para abrir la ventana de estirar y torcer. Introduce el valor que calculaste tanto en el campo que dice horizontal como en el que dice vertical. (Si te descuidas y lo introduces en uno solo, Vas a salir extremadamente alto y flaco en tu fotografía. Oprime CTRL+Z para deshacer el error e intenta de nuevo.)

Reduciendo, con Gimp

Supongamos nuevamente que quieres comprimir tu foto de 10 megapíxeles a un tamaño adecuado para la red, pero esta vez quieres hacer el cambio usando Gimp. (O photoshop, el procedimiento es muy parecido.)

1.- Abre Gimp.

2.- Abre tu fotografía eligiendo “abrir” en el menú “Archivo”, o si prefieres arrástrala desde el folder en el que esté hasta tu ventana de Gimp.

3.- Decide en que tamaño necesitas la foto. Como en esta ocasión es para un correo electrónico, unos anchura de 640 pixels servirán.

4.- Dentro de la opción “Escalar imagen” del menú “Imagen”, introduce los pixeles deseados en el campo que dice “anchura”. Gimp calculará automáticamente la altura. Oprime “Escala”.

¿Creciendo?

Técnicamente, el procedimiento para aumentar el tamaño de tus fotos es idéntico al procedimiento que las reduce. Sin embargo, cuando intentes hacerlo notarás que los resultados son menos satisfactorios: La fotografía se verá borrosa, o incluso “pixeleada”. Si tomaste una foto con un celular y después quieres convertirla en un póster, es probable que el resultado final parezca más bien arte abstracto.

Esto se debe a que, mientras que para reducir una foto solo tienes que quitar la información que sobra, para ampliarla la computadora debe “inventar” información que simplemente no está ahí (y las computadoras son bastante malas para eso de adivinar.) Toma nota, entonces: Toma tus fotos en la resolución más alta que puedas, y después bájalas justo al tamaño que necesitas.

Share