<!--:es-->Hillary Clinton: «EEUU es insaciable»<!--:-->

Hillary Clinton: «EEUU es insaciable»

MÉXICO – La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, llegó ayer miércoles a Ciudad de México procedente de Washington para iniciar una visita oficial en la que analizará la coordinación para el combate antidrogas, y admitió la corresponsabilidad de su país en el problema.

‘Insaciable demanda’

Clinton aterrizó en el aeropuerto capitalino hacia las 11:40 locales. A su llegada, la secretaria de Estado Hillary Clinton aseguró que Estados Unidos comparte la responsabilidad con México para enfrentar a los carteles de las drogas que han incrementado su nivel de violencia.

La funcionaria dijo que la “insaciable” demanda de drogas en su país y la incapacidad de detener el tráfico de armas hacia México están detrás de la creciente violencia en la frontera común.

Clinton habló con reporteros que viajaron con ella a México, donde se reunirá con el presidente Felipe Calderón y la canciller Patricia Espinosa para abordar la cooperación antidrogas.

“Nuestra insaciable demanda de drogas ilegales alimenta el tráfico de drogas”, señaló. Tráfico de armas: Clinton añadió que “nuestra incapacidad para prevenir que armas sean ilegalmente traficadas a través de la frontera para armar a estos criminales, causa las muertes de policías, soldados y civiles”.

Y aseguró que “siento rotundamente que tenemos una corresponsabilidad” en la lucha que México libra contra las organizaciones de narcotraficantes.

Clinton, realiza su primer viaje a un país latinoamericano desde que asumió el cargo.

“El tema de seguridad es naturalmente uno de los más relevantes”, declaró la víspera la canciller mexicana sobre la visita de dos días de Clinton, quien también aprovechará para afinar detalles del próximo viaje del presidente Barack Obama a México a mediados de abril.

Reclamo de México

La llegada de la secretaria de Estado ocurre un día después de que el gobierno de Obama anunciara un reforzamiento de su frontera con México para contener la expansión de la violencia de los carteles a su territorio y luego de que México lograra capturar a tres presuntos capos de la droga.

Para el analista de la Universidad Autónoma Metropolitana, José Luis Piñeyro el anunciado fortalecimiento de la seguridad en la frontera sur estadounidense, “habría que enmarcarlo dentro de reclamaciones del gobierno mexicano a Estados Unidos con respecto a su control mínimo del tránsito ilegal de armas a México”.

“También habría que señalar si Estados Unidos se compromete a que haya un mayor control de sus precursores químicos para elaborar drogas sintéticas y también el control de dólares para lavado de dinero”, agregó.

Las autoridades mexicanas han señalado que el combate al narcotráfico es un asunto de corresponsabilidad en la que los dos países deben hacer su parte.

Calderón y sus funcionarios han pedido de Estados Unidos un mayor esfuerzo en el combate a la corrupción en su territorio, el tráfico de armas y el lavado de dinero.

“El gobierno mexicano no debe desaprovechar esta oportunidad. Debe dejar claro que la importancia de la relación bilateral no permite ya más demoras discursivas”, señaló el miércoles el diario El Universal en su editorial.

Polémicas México-EU

Clinton también arriba unos días después de que el gobierno de Calderón impuso aranceles a 89 productos estadounidenses en represalia por la suspensión de un programa piloto de transporte que permitiría a camiones mexicanos trasladar bienes por Estados Unidos.

La funcionaria estadounidense estará el miércoles en la ciudad de México y el jueves viajará a la ciudad norteña de Monterrey.

Su visita será seguida dentro de una semana por las del fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, y la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

Los próximos 16 y 17 de abril será el presidente estadounidense, Barack Obama, quien viajará a México para una cumbre con su homólogo Felipe Calderón, la primera desde que asumió el cargo el 20 de enero pasado.

La narco amenaza

Estas visitas se dan en el marco de una guerra frontal contra el narcotráfico del gobierno mexicano, que ha ocasionado acusaciones y señalamientos de este país con su vecino del norte.

En ese sentido, la secretaria de Seguridad Interior coincidió el miércoles con la apreciación de que los carteles de la droga son “una amenaza existencial” para el gobierno de México y dijo que Estados Unidos puede de “manera efectiva” eliminar la violencia en ese país haciendo lo que le corresponde y colaborando con el gobierno mexicano.

Share