<!--:es-->Hispanos afectados por recesión
…Baja la propiedad de viviendas!<!--:-->

Hispanos afectados por recesión …Baja la propiedad de viviendas!

WASHINGTON.- Los hispanos y afroamericanos, las mismas minorías que obtuvieron los mayores beneficios del auge del mercado de 1995 a 2005, han sido los más afectados por la recesión estadounidense al sufrir las más drásticas caídas en la propiedad de viviendas en los últimos tres años, según un análisis difundido por el Centro Hispano Pew.

Situación crítica

Con esto se afirmó que la tasa de propiedad de vivienda entre los hispanos se había incrementado más rápidamente y por un mayor periodo que la tasa nacional en general.

La tasa latina llegó a su pico de 49.8% en 2006, comparado con 42.1% en 1995; se mantuvo sin cambio en 2007 y cayó a 48.9% en 2008.

Entre los afroamericanos, la tasa había subido de 41.9% en 1995 a 49.4% en 2004, pero en 2008 había bajado a 47.5%. La propiedad de vivienda ha estado revirtiéndose en general en Estados Unidos en años recientes, cayendo del 69.0% en 2004 a 67.8% en 2008, o una pérdida de 1.2 puntos porcentuales.

El análisis del Centro Hispano Pew, un grupo privado con sede en Washington, dijo también que los créditos para compra de casas tuvieron una “baja precipitosa” en sólo dos años, de 2006 a 2007.

Los préstamos cayeron en 25.2% en toda la nación, pero entre los latinos el descenso fue del 38.2%, mayor que la cifra de los afroamericanos, de 34.4%, y de blancos de 18.9%.

El hecho de que estas minorías sufrieran los impactos más fuertes se debía a que ambos grupos fueron también los que tuvieron más probabilidades de entrar al mercado de hipotecas riesgosas, pagar altos intereses por los préstamos y vivir con un alto endeudamiento con relación a sus niveles de ingreso, dijo Pew.

El análisis agregó que debido a que los hispanos nativos estaban en el grupo con más probabilidad de comprar una vivienda frente a los inmigrantes del mismo origen (52.9% versus 70.0%), el bloque de inmigrantes sólo ha experimentado pérdidas menores en la tasa de propiedad de viviendas desde 2005.

La explicación para este impacto relativamente modesto de la crisis hipotecaria en los inmigrantes parecía estar en las “características de los nacidos en otros países”, dijo Pew.

Entre otras cosas el típico inmigrante en 2008 había pasado más años en Estados Unidos y se orientaba más a ser ciudadano estadounidense en comparación con los inmigrantes en 1995.

Esos factores, asociados firmemente a tasas más altas de propiedad de vivienda, parece haber mitigado problemas recientes en el mercado de viviendas entre inmigrantes, agregó.

Para todos los inmigrantes, la tasa de propiedad de vivienda declinó modestamente, de 53.3% en 2006 a 52.9% en 2008. La tasa para latinos nacidos en el extranjero llegó a su pico en 2007 con 44.7% y se ha mantenido en ese nivel en 2008.

“En general, las bonanzas y crisis en el mercado hipotecario desde 1995 han reducido la tasa de propiedad de vivienda entre blancos y todos los demás grupos raciales y de minorías”, expresó.

Sin embargo, subsiste una brecha sustancial: hasta 2008, 74.9% de blancos poseía una vivienda comparado con 59.1% de asiáticos, 48.9% de hispanos y 47.5% de afroamericanos.

En 2007, 27.6% los de préstamos para compra de vivienda concedidos a hispanos y 33.5% a afroamericanos fueron préstamos sumamente caros, comparado con sólo 10.5% de préstamos para vivienda obtenidos por los blancos ese año.

Para los latinos, los préstamos a 30 años fueron 2.5 puntos porcentuales más altos que las hipotecas convencionales. Para los afroamericanos fueron tres puntos porcentuales.

Ese mismo año, esta minoría prestó montos mayores de lo que hicieron los blancos con ingresos similares, por lo que quedaron expuestos a deudas más grandes con relación a su capacidad de pago.

Share