<!--:es-->Iglesia católica mexicana pide perdón por abusos sexuales contra niños<!--:-->

Iglesia católica mexicana pide perdón por abusos sexuales contra niños

La Conferencia del Episcopado Mexicano pidió perdón el martes por los abusos sexuales de menores perpetrados por sacerdotes católicos, incluido el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, cuyos crímenes fueron admitidos en marzo por su congregación.
«Queremos pedir perdón a aquellos que han sido víctimas de abusos por parte de sacerdotes deshonestos, que con sus abominables acciones han dañado a niños inocentes, traicionado su ministerio, ensuciado a la institución y manchado la figura sacerdotal», dijo la Conferencia en un comunicado de prensa.
En el pronunciamiento, emitido en la asamblea anual que reúne a la cúpula de la jerarquía católica mexicana, los obispos y arzobispos se comprometieron a permitir que «autoridades civiles intervengan y hagan cumplir la ley» en casos actuales y del pasado.
En las últimas semanas, el escándalo de los curas pedófilos se expandió por todo el planeta y alcanzó el corazón mismo de la Iglesia católica, que enfrenta una ola de denuncias, especialmente en Estados Unidos, Irlanda, Austria, e incluso en Alemania, lugar de nacimiento del papa Benedicto XVI.
El Papa fue acusado en importantes medios de prensa a uno y otro lado del Atlántico de haber cerrado los ojos a los delitos sexuales cometidos por curas cuando era arzobispo de Múnich, en Alemania, pero especialmente durante los 25 años que dirigió la Congregación de la Doctrina de la Fe, órgano guardián de la ortodoxia en el seno de la Iglesia católica y uno de los cargos más influyentes del Vaticano, antes de ser elegido pontífice en 2005.
El martes, los obispos mexicanos defendieron a Benedicto XVI por «la valentía con que se ha expresado» sobre la pederastia y en especial por su actuación en las denuncias contra sacerdotes católicos involucrados en ese delito en varias partes del mundo.
«Son muchos los ataques que se hacen virulentos e injustos» contra el Papa, señalan.
También el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) acusó a principios de abril a medios de comunicación internacionales de divulgar «reconstrucciones falsas» y «calumniosas» sobre cómo el Papa gestionó la crisis.
La ultraconservadora orden de Legionarios de Cristo, ya había pedido perdón en marzo a las víctimas del padre Maciel, fallecido en 2008 a los 87 años, y admitido que el sacerdote tenía hijos.
Los legionarios, poseedores de grandes recursos económicos, reconocieron los abusos cometidos de Maciel, denunciado por sus víctimas desde 1997.
El Vaticano abrió una investigación en 2004 y posteriormente obligó a Maciel a retirarse y a llevar una vida de «oración y penitencia», aunque en ese momento no admitió sus abusos sexuales a menores.
La orden, presente en 22 países, cuenta con unos 800 sacerdotes y 70.000 seguidores en su mayoría de alto poder económico.
Con su reconocimiento de los crímenes sexuales, la Iglesia de México –la segunda de América Latina después de Brasil– se unió a la de Colombia, que recientemente pidió perdón a sus feligreses, en el marco de las celebraciones de Semana Santa.

Share