<!--:es-->Importan narcos armas baratas<!--:-->

Importan narcos armas baratas

Washington.- Los narcos que contrabandean armas de Estados Unidos a México prefieren las que se fabrican en terceros países porque son más baratas, reveló la organización humanitaria WOLA con datos del Violence Policy Center.

«Es claro que los cárteles mexicanos cada vez más prefieren las (armas) que son importadas (porque) son más baratas que las que son producidas en Estados Unidos», dijo Clay Boggs, investigador de WOLA.

El armamento que viene de fuera sólo supone un tercio del mercado estadounidense.

Los países que exportan más armas a Estados Unidos son Rumania y Bélgica, seguidos por Canadá, Brasil y varias naciones europeas como Austria, Alemania, Croacia e Italia.

También hay volúmenes considerables de Japón y China.

En el reporte se establece que 81 por ciento del armamento requisado en 2012 en el proceso de contrabando no se fabricó en Estados Unidos.

«Un 81 por ciento (fue) manufacturado en terceros países e importado (al país)», concluye el informe.

La proporción, además, ha ido creciendo: del 41 por ciento en 2008, al 81 por ciento de 2012.

«Las armas que están siendo importadas a Estados Unidos, especialmente rifles estilo AK- 47 y pistolas, entran de contrabando a través de la frontera en números muy superiores a los que se pensaba», agrega el documento.

WOLA urgió al Gobierno del Presidente Barack Obama a aplicar una prohibición a la importación de armamento que no sea de uso deportivo.

«Lo importante es que el Presidente (Barack) Obama puede prohibir que se importen armas de asalto a Estados Unidos. Es más, la prohibición ya existe, lo que hace falta es que sea aplicada», añadió.

En 1989, el Presidente George H.W. Bush extendió con carácter permanente una restricción aprobada dos décadas antes y diseñada para prohibir la importación de «armas no deportivas».

Diez años después, Bill Clinton endureció la prohibición.

«No se necesita una UZI para cazar un ciervo, todo el mundo lo sabe», dijo el entonces Presidente.

El problema, según WOLA, es que dicha restricción no se ha cumplido de manera estricta, algo que exigen desde hace años grupos de activistas y miembros del Congreso partidarios de un mayor control sobre el mercado de armas de fuego.

«Aplicar plenamente la prohibición de la importación de armas de asalto a Estados Unidos, haría más difícil que los narcotraficantes mexicanos las puedan comprar», insistió Boggs.

En los estados fronterizos estadounidenses existen 8 mil vendedores de armas, y los vacíos legales en el sistema de control, unidos a las reducidas condenas por tráfico de armas, hacen de Estados Unidos un mercado atractivo para los traficantes de armas, según WOLA.

«Como resultado, los grupos criminales de México se han convertido en grupos bien armados, en muchos casos acreditando una capacidad de fuego superior a la de las fuerzas de seguridad mexicanas».

Share