<!--:es-->Indocumentados sufren con calor de 145 grados en cárcel del alguacil Joe Arpaio
…El alguacil «más duro del paí­s» visitó a los reos de la cárcel «tent city» y tomó la temperatura dentro de una de las tiendas.<!--:-->

Indocumentados sufren con calor de 145 grados en cárcel del alguacil Joe Arpaio …El alguacil «más duro del paí­s» visitó a los reos de la cárcel «tent city» y tomó la temperatura dentro de una de las tiendas.

Presos en Arizona detenidos por el alguacil Joe Arpaio, reclaman que los ventiladores no funcionan en la cárcel formada por tiendas de campaña y que sus zapatos se derriten con el calor.
El termómetro indicó lo que los presos ya podí­an sentir: un calor extremo de 145 grados, casi 30 grados más que la temperatura máxima del dí­a.
Pero el alguacil del condado Maricopa dijo que no podí­a hacer nada sobre el problema, y distribuyó vasos con hielo para refrescar a los reos.
«¿Qué voy a hacer? ¿Sacarlos de la prisión porque hace demasiado calor? preguntó Arpaio.
«Hay personas trabajando en este calor, pero nadie siente pena por ellos».
No obstante, unos cubitos de hielo no refrescaron lo suficiente para los presidiarios que se sentí­an como dentro de un horno.
«Sólo están haciendo ésto para atraer atención a los medios de comunicación», dijo uno de ellos.
Entre los reos se encuentran unos 200 inmigrantes indocumentados que luchan contra el calor extremo en la infame cárcel en carpas que Arpaio instaló en el desierto arizonense.
Arpaio se ha hecho «célebre» en el condado de Maricopa por su lucha contra los indocumentados hispanos y el narcotráfico.
Arpaio también es conocido por poner a los reos en ropa interior color rosa…
…y por prohibir el café y algunas pelí­culas para adultos en las cárceles que están a su cargo.
Cerca de 1,400 prisioneros viven en la cárcel de tiendas de campaña de Arpaio. Varios fueron condenados por crímenes no violentos como manejar ebrios o vivir ilegalmente en el estado.
En tanto, los inmigrantes indocumentados tratan de olvidar el calor con juegos de cartas.
La mayoría de ellos serán deportados a México después de su estadí­a en la cárcel.
El inmigrante indocumentado Gabriel Ramírez, de 44 años de edad, de Chiapas, México, fue arrestado después de un accidente de auto.
Otra carencia que tienen que soportar los reos son los alimentos: sólo dos comidas se distribuyen al dí­a.
Pero el verano no es la única estación que trae penuria a los reos. Durante el invierno, los presos también sufren con las bajas temperaturas de la noche.

Share