<!--:es-->Infligen a Obama derrota decisiva
…Ahora se encuentra en riesgo principalmente la reforma al sistema de salud, el buque insignia del Presidente Obama<!--:-->

Infligen a Obama derrota decisiva …Ahora se encuentra en riesgo principalmente la reforma al sistema de salud, el buque insignia del Presidente Obama

Boston, Estados Unidos.- En la víspera de su primer aniversario como Presidente de Estados Unidos, Barack Obama recibió ayer un duro revés luego de que los republicanos arrebataran la senaduría de Massachusetts, la cual perteneció durante 47 años al difunto político demócrata Edward Kennedy.

Con 97 por ciento de los votos escrutados en este pequeño estado del noreste, el conservador Scott Brown se imponía con 52 por ciento de los sufragios a su rival demócrata Martha Coakley, quien obtenía 47 por ciento.

La abanderada del oficialismo, amplia favorita hasta hace poco más de un mes, admitió anoche su derrota.

«Estoy decepcionada por el resultado y sé que ustedes también lo están, pero sé que mañana vamos a despertar y a seguir luchando», dijo Coakley en un mensaje a sus seguidores.

La debacle en un estado tradicionalmente demócrata no pudo ser evitada ni con la visita de última hora que el Presidente Obama hizo el domingo.

La victoria de Brown -en una elección especial pactada tras la muerte de Kennedy, en agosto- pone fin a la mayoría demócrata en el Senado, que con 60 de los 100 escaños de la Cámara alta, representaba un arma fundamental para sortear los obstáculos republicanos a las reformas promovidas por la Casa Blanca.

Ahora se encuentra en riesgo principalmente la reforma al sistema de salud, el buque insignia del Presidente Obama, quien ha apostado gran parte de su capital político para su aprobación.

Actualmente, el Congreso está en proceso de conciliar las diferencias de las versiones aprobadas en ambas cámaras, y el texto que emane de dicha negociación sería enviado posteriormente al Presidente para su promulgación.

Sin embargo, Brown prometió durante su campaña convertirse en el voto 41 de los republicanos para matar la propuesta de ley en el Senado.

Por ello, anticipándose a la derrota en Massachusetts, los demócratas analizan otras opciones para aprobar la reforma de salud antes de que Brown ocupe el escaño en la Cámara alta, lo que ocurrirá hasta que sea certificada la elección de ayer, aproximadamente entre 10 y 15 días.

Una de las posibilidades es que la Cámara de Representantes acepte sin cambios la propuesta del Senado, la cual descarta la creación de un seguro popular, uno de los puntos más defendidos por el Presidente.

La elección fue vista en parte como un referendo sobre el mandato de Obama a un año de asumir el poder.

«Es un mensaje a Washington del más azul (liberal) de los estados, de que no les gusta el rumbo del país», señaló el analista político de la cadena CNN David Gergen.

Desde la llegada de Obama al poder el 20 de enero de 2009, los demócratas han perdido también las gubernaturas de Virginia y Nueva Jersey.

En las elecciones de 2008, Obama había ganado en Massachusetts por más de 20 puntos porcentuales.

Share