Interpone demanda padre de estudiante suspendido por hablar español!

El estudiante de preparatoria fue suspendido por hablar español en una escuela de Kansas City

Dallas.- Un inmigrante mexicano, padre de un estudiante de preparatoria que hace dos semanas fue suspendido por hablar español en una escuela de Kansas City, demandó al Distrito Escolar Independiente Turner por la sanción a su hijo.

Lorenzo E. Rubio interpuso la demanda el lunes a nombre de su hijo Zachariah (Zach) Rubio en una corte federal en Kansas City, Kansas.

En la demanda, Rubio argumenta que los derechos civiles de su hijo fueron violados cuando fue suspendido a finales de noviembre pasado. Rubio reclama una cantidad no especificada por daño recibido y como forma de castigo.

El inmigrante, originario del estado mexicano de Veracruz, pero nacionalizado estadunidense, también busca que se emita una orden para prevenir al Distrito escolar y a sus empleados de discriminar a los estudiantes por su raza y origen.

El pasado 28 de noviembre, Zach fue enviado a su casa por dos días por Jennifer Watts, directora de la Escuela Preparatoria Endeaver del Distrito Escolar Independiente Turner.

“Mi hijo me llamó y me dijo que había sido suspendido por hablar español”, informó Rubio a la prensa.

“No lo podía creer. Fui a la escuela y hablé con la señora Watts y le pregunté si esto era una política del plantel”, relató y añadió que “ella me dijo que no, pero dijo que no estábamos en México, ni estábamos en Alemania”.

Zach y un amigo fueron advertidos que no hablaran español en la cafetería escolar el pasado lunes 28 de noviembre. Al dirigirse a clases, Zach comenzó a hablar español y fue notificado de nuevo que no hablara ese idioma en los pasillos del plantel.

Unos 45 minutos después, Zach fue reprendido otra vez por su maestro por hablar español en el salón de clases. El estudiante fue informado entonces que llamara a sus padres porque había sido suspendido de la escuela por el resto del día y durante todo el martes por no acatar las notificaciones. La directora del plantel firmó una “razonable” solicitud de que no hablara español en la ficha disciplinaria colocada en el archivo del estudiante.

Al enterarse del caso, el padre del adolescente contactó al superintendente del Distrito Escolar Turner, Bobby Allen, para exponerle el incidente. El funcionario ordenó que se levantara la suspensión de inmediato.

Tan pronto Allen conoció de que el estudiante había sido suspendido, notificó a Zach que podía regresar a la escuela, dijo Bart Swartz, director ejecutivo de personal del distrito Turner.

“Nosotros no apoyamos el suspender estudiantes por hablar idiomas extranjeros”, indicó. “Los estudiantes no tienen prohibido hablar español ni ningún otro idioma extranjero en ninguna escuela del distrito”, aseguró Swartz.

Zach, quien habla inglés sin acento y domina totalmente el español, recibió la semana pasada una disculpa oficial por parte del superintendente.

El distrito escolar emitió también un comunicado de prensa luego de que la suspensión de Zach despertó la atención de los medios de comunicación de todo el país.

“Mientras las circunstancias que condujeron a este incidente son desafortunadas, el distrito actuó rápido en acordancia con sus políticas y procedimientos para reinstalar al estudiante a solo unas horas de registrado el incidente”, explicó en el comunicado.

En la demanda, Rubio señala como acusados al superintendente (Allen), a la directora de la escuela Endeaver (Watts), a la maestra Susan Serzyski y a otros cinco profesores no mencionados.

Chuck Chionuma, abogado que representa a Rubio en la demanda, dijo que los derechos constitucionales de Zach fueron violados bajo las leyes federales y estatales.

“Zach fue sancionado por ser hispano”, aseguró Chionuma. “El fue suspendido de la escuela y perdió dos días de su educación. Su única ofensa fue el ser hispano y hablar su idioma nativo”.

Share