Irresponsable estrategia republicana refuerza su imagen antiinmigrante

La mayoría republicana del Senado no reunió los 60 votos requeridos para proceder a considerar el plan presupuestario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) con enmiendas que revocan las acciones ejecutivas migratorias giradas por el presidente Barack Obama en noviembre pasado y que ya fue aprobado en la Cámara Baja. El voto final fue de 51-48.

A continuación la reacción de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice:
“La cobarde disposición republicana a arriesgar la seguridad nacional con el único fin de deportar DREAMers y a los padres de niños ciudadanos, es irresponsable e insensata. Sólo han tenido éxito en solidificar la reputación de su partido de ser hostil al sector electoral de más rápido crecimiento en el país, los hispanos. ¿Y ahora qué sigue? El presidente Obama ha reiterado que vetará cualquier medida que revoque sus acciones ejecutivas, y los demócratas se mantienen unidos defendiendo dichas acciones. Queda claro que los republicanos no tienen los votos para revocar las acciones ejecutivas. ¿Qué pretenden? ¿Seguir teniendo la misma pelea repetidamente? ¿O será que el Partido Republicano está decidido a ingresar a la batalla electoral de 2016 con posturas migratorias a la derecha de Mitt Romney? Ya es hora de que los republicanos dejen de politiquear con el presupuesto de la agencia encargada de la seguridad de nuestra nación y busquen la forma de salir de la encrucijada política y de política pública donde se encuentran y a la que han arribado por sus propias acciones”.

Share