Jueces y abogados piden a Sessions: respetar  la independencia de las cortes de inmigración

Jueces y abogados piden a Sessions: respetar la independencia de las cortes de inmigración

Piden a Sessions

La exigencia planteada el lunes por el fiscal general, Jeff Sessions, para que los jueces de inmigración hagan todo lo posible para evitar que los inmigrantes socaven el sistema migratorio “como el agua por debajo de una represa” y utilicen su habilidad legal para acelerar y resolver casos, elevó los niveles de alarma entre jueces y abogados de inmigración.
“El fiscal general Sessions mostró su desprecio por los principios fundamentales del sistema legal de Estados Unidos, así como por aquellos profesionales de la ley que se atreven a desafiar su estrecha visión del mundo”, dijo la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) en un comunicado.
“El procurador general comparó a los abogados de inmigración y los abogados de defensa penal federal con ‘filtraciones de agua debajo de una presa’ y concluyó superficialmente que no tienen ningún deber o interés en mantener la integridad del sistema judicial migratorio”, agregaron.

Qué dijo Sessions

Sessions defendió el lunes a capa y espada la política migratoria de Trump diciendo que “es perfectamente legítimo, moral y decente que una nación tenga un sistema legal de inmigración y haga cumplir el sistema que adopta”.
“Nuestro objetivo no es simplemente enjuiciar más, sino disuadir y poner fin a la ilegalidad. Para eso estamos decididamente comprometidos”, advirtió el fiscal general durante la juramentación de 44 nuevos jueces de inmigración. Y prometió que “el número de extranjeros ilegales y el número de reclamos sin fundamento caerán”.
Los jueces de inmigración son una pieza crítica “para garantizar que el Departamento de Justicia lleve a cabo sus responsabilidades” bajo el mandato estipulado por la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), añadió.
Sessions también dijo que, “como establece el estatuto”, el trabajo de los jueces “está sujeto a supervisión” por parte del fiscal general, señalamiento que para jueces y abogados atenta contra la independencia de las cortes de inmigración, la base para el respeto del debido proceso migratorio.

Acusan interferencia

Para los abogados de AILA, los comentarios de Sessions “son una declaración impactante del principal funcionario de la ley de nuestro país y reflejan su desdén por los abogados que hacen un juramento solemne de respetar la ley, así como una total indiferencia por el papel de los jueces independientes en la supervisión de nuestro sistema”.
“ El sistema judicial de Estados Unidos es la envidia del mundo, y los abogados y jueces independientes que han jurado mantener su integridad juegan un papel fundamental en la protección de este”, indicaron.
AILA pidió además al fiscal general que se retracte de sus comentarios ofensivos, y le pide al Congreso que apruebe una ley que cree una corte de inmigración independiente del Departamento de Justicia, capaz de garantice un debido proceso sólido y sea un árbitro imparcial”.
Qué dicen los jueces

La Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ) también criticó los comentarios de Sessions. “Cuando nos alejamos de la ley y creamos normas legales nebulosas por simpatía hacia las circunstancias personales de un demandado en nuestros tribunales de inmigración, violentamos el imperio de la ley y el tejido constitucional que une a esta gran nación”, dijo al sitio BuzzFeed la jueza Danna Marks, presidenta emérita de la NAIJ. “ El trabajo de los jueces de inmigración es aplicar la ley, incluso en casos difíciles”, agregó.
A mediados de agosto, cuando Sessions limitó los poderes de los jueces de inmigración para cerrar administrativamente casos de deportación y afectar los procesos judiciales de miles de inmigrantes que buscan de beneficios o que pelean legalmente sus permanencias en el país, los jueces también alzaron sus voces de protesta. La orden favorece uno de los principales objetivos de campaña del Trump: acelerar las deportaciones.
La NAIJ “está muy decepcionada por la decisión del fiscal general de quitarnos una herramienta para controlar nuestros expedientes”, dijo Marks. “Hemos aconsejado sobre ese asunto con el punto de vista de las cortes, explicando que el cierre administrativo es un método muy útil para que nosotros podamos arreglar nuestros expedientes de una manera más eficaz, especialmente en esta época de tantos casos atrasados”, agregó.
“Es una avenida para priorizar nuestro trabajo, no evitarlo, algo que sirve los intereses del debido proceso y administración inteligente de la ley”, apuntó. Marks dijo además que, “por décadas hemos seguido el mecanismo de cerrar los casos administrativamente. No es algo nuevo, es algo que se ha usado en las cortes por décadas, y no solo de inmigración, también en los tribunales civiles y criminales”.
“Se emplea no como una manera solo para evitar hacer el trabajo necesario, sino un mecanismo establecido para priorizar los casos que están verdaderamente listos para seguir, porque la gente ha tenido el tiempo necesario para preparar y hacer los pasos fuera de la corte de inmigración para calificar por otras vías legales”, indicó.
Pero Sessions insiste en acelerar los procesos al máximo, recordándole a los jueces que serán evaluados por el número de expedientes que tramiten por año. E indicó que “muchos en este país tienen una visión diferente. Se oponen a cualquier aplicación que funcione. Ellos evidencian una filosofía de fronteras abiertas”.

Advierten “caos”

“Desgraciadamente el fiscal general está dando órdenes desde el punto de vista el poder, pero no fundadas en lo que es lógico y práctico para ejercer la ley”, dijo Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Vemos que lo están poniendo bajo presión para que los casos se muevan mas rápido”, agregó.
Barrón advirtió que “acelerar los procesos más de lo debido, ocasionará que las cortes de inmigración emitan fallos equivocados o erróneos, y esto puede poner a miles de inmigrantes en proceso de deportación”.
“ La gente tendrá menos tiempo para defenderse, conseguir un abogado y conocer sus derechos. Habrá caos y se ahogará la corte de apelaciones”, indicó.
Para el abogado de inmigración Álex Gálvez, quien ejerce en Los Ángeles, California, las declaraciones del fiscal general sobre los jueces de inmigración y abogados “nos recuerdan que con este gobierno la imparcialidad no existe”.
“Los jueces tienen órdenes de seguir la política de Donald Trump. Y Sessions insulta a los abogados a quienes acusa de burlar el sistema de manera fraudulenta. Es decir, que cualquier caso que ganemos dentro del debido proceso lo hacemos de manera fraudulenta. Eso no es cierto”, apuntó.
Gálvez dijo además que “para Sessions, la ley no debe estar de lado de los inmigrantes”. Indicó además que “ (Sessions) afirma que antes todo el mundo se burlaba de la ley y que cuando él llegó al Departamento de Justicia se impuso el orden. Eso no es cierto, es una burla a nuestro trabajo profesional como abogados de inmigración”.

Share