<!--:es-->La criminalidad en Puerto Rico no puede ponerse sólo en cifras<!--:-->

La criminalidad en Puerto Rico no puede ponerse sólo en cifras

SAN JUAN, Puerto Rico – El gobernador Luis Fortuño dijo el viernes que el problema del crimen en Puerto Rico no se puede medir solo en cifras, el día en el que la Policía informó que en lo que va de año se han contabilizado 999 asesinatos, 154 más que en las mismas fechas de 2010.
«Es un error poner el problema de la criminalidad solo en términos de cifras», dijo Fortuño en declaraciones a la prensa, después de que el pasado miércoles se igualaran las 995 muertes violentas de 1994, el año más sangriento hasta ahora de la historia de la isla caribeña.
«No hay una varita mágica para un problema en el que todos tenemos que ser parte de la solución», indicó el jefe del Ejecutivo, que reprochó el hecho de que constantemente los medios de comunicación insistan en el número de muertes que se producen en la isla.
Fortuño destacó que hay que pensar en la próxima generación de puertorriqueños y en el dolor de las familias que cada día pierden a sus seres queridos, mayoritariamente por ajustes de cuentas relacionados con el control de puntos de venta de droga.
Las estadísticas de la Policía indican que el 49.2 por ciento de los crímenes cometidos en lo que va de año en Puerto Rico están relacionados con el tráfico de drogas.
Puerto Rico es escenario de 3.1 asesinatos diarios, con lo que, de mantenerse la tendencia, el año terminará con 1,135 muertes violentas y un índice de 30.5 asesinatos por cada 100 mil habitantes.
Algunos analistas han denunciado que una de las razones del alza de la criminalidad en la isla caribeña es el que solamente un 42 por ciento de los asesinatos hayan sido esclarecidos este año que va a finalizar.
La Guardia Nacional salió a las calles de la isla hace año y medio en patrullas conjuntas con la Policía, medida que no sirvió para reducir el ritmo de la creciente criminalidad y que acabó con el argumento por parte del Gobierno de su elevado coste económico.

Share