<!--:es-->LA CULTURA HISPANA – UN ELEMENTO CLAVE EN LA PREVENCIÓN DE PROBLEMAS DE SALUD ENTRE LOS HISPANOS<!--:-->

LA CULTURA HISPANA – UN ELEMENTO CLAVE EN LA PREVENCIÓN DE PROBLEMAS DE SALUD ENTRE LOS HISPANOS

El Mes de la Herencia Hispana celebra los muchos aspectos que caracterizan a los hispanoamericanos, entre ellos su cultura, tradiciones y sus contribuciones a los Estados Unidos. Sin embargo, otros aspectos de nuestra herencia latina, tales como la tendencia a sufrir de serios problemas de salud son pocas veces abordados. Problemas de salud como enfermedades cardíacas, presión alta, obesidad y diabetes siguen prevaleciendo en nuestra comunidad, pero si integramos algunas de nuestras características culturales en nuestras soluciones para estas disparidades de salud, podremos ayudar a superarlas de una manera divertida y sin mucho esfuerzo.
“La realidad es que la segunda causa mayor de muerte entre los hispanos, la enfermedad cardíaca, se puede combatir enfocándose en tres de sus causas principales: presión alta, obesidad y diabetes”, dice el Dr. Roberto Madrid, director regional de UnitedHealthcare. “La buena noticia es que para combatir estos problemas de salud, se pueden usar tres tradiciones hispanas muy simples, pero muy arraigadas en nuestra cultura: el café, la alimentación y el baile.”
Según la Oficina de Salud de Minorías, los hispanoamericanos son 1.2 veces más propensos a la obesidad que los no hispanos. Además, tres de las principales condiciones relacionadas con la obesidad incluyen la diabetes tipo 2, la presión alta y la enfermedad cardíaca.
Según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el riesgo de ser diagnosticado con diabetes es un 66 por ciento más alto entre los hispanos que entre los no hispanos adultos de origen caucásico. Adicionalmente, dos de tres personas diagnosticadas con diabetes mueren de enfermedades del corazón, según la Asociación Americana de la Diabetes. Sin embargo, sorprendentemente, sólo un 25 por ciento de los hispanoamericanos con diabetes saben que padecen de diabetes, según datos del Programa de Educación Nacional sobre la Diabetes (NDEP, por sus siglas en inglés).
A raíz de estos dos problemas de salud, los hispanos corren mayor riesgo de desarrollar otros problemas de salud como la presión alta. El NDEP indica que 75 por ciento de los adultos que sufren de diabetes también corren el riesgo de padecer de esta dolencia.
“Las cifras son alarmantes y hablan por sí mismas”, añadió. “De lo que la mayoría de los hispanos necesita percatarse es que esas enfermedades están relacionadas y que, implementando pequeños y simples cambios a nuestra rutina diaria, se pueden evitar problemas de salud mayores”.
EL VÍNCULO ENTRE LA CULTURA HISPANA Y LA SALUD DE LOS HISPANOS
El Baile
Ya sea que usted disfrute bailar merengue, bachata, rumba, salsa, cumbia o zumba, el baile y la música son cosas con las que la mayoría de los hispanos se identifican. “Bailar es una muy buena manera de hacer ejercicio, lo cual es clave para mantenerse en forma, alejar la diabetes, la obesidad y la presión alta, y por tanto, enfermedades cardíacas”, dice el Dr. Madrid.
Según Harvard Health Publications, los estilos de baile latinos que son energéticos están clasificados en la misma categoría que el trote ligero, el esquiar cuesta abajo y el nadar, en términos de consumo calórico, lo que representa alrededor de 300 a 800 calorías por hora, dependiendo de la vigorosidad y el peso de la persona.
La Alimentación
No se puede negar que nada le gana a la comida que cocina abuelita y como la mayoría de los hispanos saben, la comida representa mucho más que la alimentación; es lo que une a las familias. “Desgraciadamente, muchas comidas hispanas tradicionales se preparan de manera poco saludable. Sin embargo, cambiando algunos ingredientes y alterando algunos de los métodos de cocción, las familias hispanas pueden disfrutar de sus comidas tradicionales y a la vez reducir sus riesgos de sufrir estas enfermedades”, añadió.
Siguiente le brindamos algunos ejemplos de los componentes principales que pueden alterarse sin afectar la esencia de un plato tradicional:
Los quesos hispanos son generalmente altos en grasa. Usar el queso Mozzarellaconfeccionado con leche baja en grasa puede ser un buen sustituto para el queso Oaxaca y, por su parte, el queso Chihuahua puede cambiarse con un Monterey Jack bajo en grasa
Satisfaga su antojo de dulce con un flan en que se haya usado leche baja en grasa o leche condensada sin grasa, en vez de la leche condensada regular, o use sustitutos de huevo en vez de huevos
Cocine nopales que son ricos en vitamina C y beta-carotina, además de bajos en calorías
Añada una cucharadita de jugo de limón fresco mezclado con una cucharadita de aceite de oliva como aderezo a las ensaladas, o como adobo para el pescado, la carne y el pollo
Horneé las empanadas en vez de freírlas
El Café
Algunos de los mejores granos de café provienen de América Latina, y como resultado de su calidad y tradición, este es un elemento fijo en la mayoría de los hogares hispanos. Ya sea que prefiera un cortadito, expreso, café tinto o café americano, lo cierto es que el café es una parte integral de la cultura hispana. Lo que no se conoce mucho es que esta tradición hispana puede ayudarle a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
En un estudio publicado por Archives of Internal Medicine en el 2009, se reportó que las personas que beben más café tienden a ser las que menos riesgo padecen de desarrollar diabetes tipo 2. El estudio también reportó que con cada taza de café que se consume a diario, el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 se reduce por siete por ciento.
Para más información acerca de cómo los latinos pueden mejorar su salud a través de sus propias tradiciones culturales y de su herencia hispana, visite www.UHCLatino.com, o acceda a nuestro portal móvil m.uhclatino.com desde el buscador de su teléfono inteligente.

Share