La inmigración es clave para expansión  económica de Texas, señala la Fed de Dallas

La inmigración es clave para expansión económica de Texas, señala la Fed de Dallas

Inmigración es Clave

La inmigración es clave para la expansión económica de Texas y se necesitará para impulsar el crecimiento de la fuerza de trabajo en las próximas décadas, de acuerdo con economistas del Banco de la Reserva Federal en Dallas (Dallas FED).
“Lo que ha impulsado el rápido crecimiento de la economía de Texas es una fuerza de trabajo de la cual casi la mitad de los trabajadores se trasladó aquí desde otro estado o país”, escribieron los economistas Pia Orrenius, Alexander T. Abraham y Stephanie Gullo, en un articulo en la última edición de la revista “Southwest Eco-nomy”, publicada por el Dallas FED.
Los inmigrantes, que han llegado a Texas al ritmo de unos 200,000 por año desde el 2000, “han aportado habilidades vitales para satisfacer las demandas de una economía diversificada que se ha movido mucho más allá de sus orígenes en la industria de la energía”, seña-laron los especialistas.
El artículo “Yendo a Texas: Migración vital para el crecimiento en el estado de la estrella solitaria”, actualiza un informe especial del Banco de la Reserva Federal de Dallas emitido en 2013 que describe las contribuciones económicas de los nuevos texanos. Desde entonces, la afluencia ha contribuido a lo que los autores llaman un “aumento del cerebro” para Texas, la llegada de nuevos residentes con educación universitaria, con educación superior a la población existente de Texas.
Las personas que han inmigrado a Texas provenientes de otras entidades de Estados Unidos, son los mejores preparados escolarmente, mientras que a nivel internacional el mayor número de dichos inmigrantes calificados proviene de India, China, Corea y Canadá.
Dado el envejecimiento de la población en Texas y en el resto del país, los autores destacan que la migración será clave para la expansión económica.
“Texas y Estados Unidos necesitarán la migración para impulsar el crecimiento de la fuerza de trabajo en las próximas décadas”, escribieron.
La economía de Texas inició 2018 a “todo vapor” preparada para el crecimiento económico en la mayoría de las regiones y sectores, apuntaron los también economistas del Dallas FED, Keith R. Phillips y Christopher Slijk en su perspectiva anual.
El Dallas FED pronosticó que el empleo en Texas crecerá entre el 2.9 y el 3.9% este año, fortalecido por un sector de e-nergía resurgente y superando el impacto de mediados de 2017 dejado por el huracán Harvey en Houston y en la costa del Golfo.
Texas enfrenta los desafíos de los apretados mercados laborales que han dificultado la contratación, con un índice de desempleo cercano al 4.0%, y de las políticas comerciales federales. Texas es el estado exportador número 1 de la nación.
La robusta economía de Estados Unidos también plantea desafíos para Texas, advierten Phillips y Slijk. “Con el índice de desempleo de Estados Unidos probablemente por debajo de su tasa natural, será más difícil atraer a los trabajadores para que migren al estado”.

Share